Blog

Qué es un abogado penalista y cual es su función

Que es un abogado penalista y cual es su función

En el presente artículo definiremos lo qué es un abogado penalista o especialista en derecho penal, cuándo es necesario y los requisitos que debe cumplir para ejercer ante la jurisdicción penal.

Qué es un abogado penalista

Un abogado penalista es un profesional del Derecho que se ha especializado en derecho penal, que es aquella rama del derecho que se ocupa de regular el poder punitivo del Estado en cuanto al tratamiento de los delitos y sus penas.

Dicho en otros términos, el Derecho penal viene determinado por el conjunto de normas que integran el Código Penal, que como cuerpo normativo se ocupa de definir qué conductas o comportamientos son constitutivos de delito, cómo se enjuiciarán estas causas ante un juzgado o tribunal, cuáles serán las penas con la que serán castigados y de qué modo se repararán los daños que se ocasionen como consecuencia de la comisión de tales delitos.

Como fácilmente cabe deducir, el derecho penal se encarga de las conductas antijurídicas de mayor gravedad y puede dar lugar a la aplicación de las sanciones más gravosas que puedan imponerse a un individuo como es la privación de libertad en prisión, por lo que lo recomendable es que la defensa de estos asuntos sea ejercida por un abogado especializado en derecho penal.

Así, un abogado penalista asesorará y defenderá a aquellos clientes que se vean inmersos en un proceso penal, desarrollando su labor ante los juzgados y tribunales de la jurisdicción penal actuando conforme a las normas y reglas que se contemplan en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Funciones del abogado penalista

Qué funciones desempeña un abogado penalista

Las funciones que desempeñan los abogados penalistas vendrán determinadas por el tipo de delito de que se trate en cada caso concreto, los cuales se clasifican siguiendo el mismo sistema que el Código Penal en función de la naturaleza de los hechos delictivos, pudiendo distinguir a estos efectos las siguientes categorías:

  • Delitos contra la vida y las personas: tales como asesinato, homicidio, lesiones o la trata de seres humanos.
  • Delitos contra la libertad: Coacciones, acoso, amenazas, secuestros, detención ilegal.
  • Delitos contra el honor: Calumnias e injurias.
  • Delitos contra el patrimonio: en esta categoría se incluirían los delitos de robo con violencia, robo con fuerza, hurto, estafa, apropiación indebida, administración desleal, delitos societarios, extorsión, receptación, delitos contra la propiedad intelectual e industrial.
  • Delitos económicos: además de la estafa, son delitos económicos el blanqueo de capitales la insolvencia punible o el fraude.
  • Delitos contra la Administración, cuando la conducta delictiva se dirige hacia una entidad del sector público como son el delito de prevaricación, delito de malversación, delito de cohecho, delito de tráfico de influencias, simulación de delitos, denuncia falsa o el delito de abuso de autoridad.
  • Delitos contra la seguridad colectiva: además de delitos contra la seguridad vial como el delito de alcoholemia, delito de negativa a someterse a las pruebas de detección alcohólica, la conducción con exceso de velocidad o el delito de conducción temeraria, podemos citar los estragos, incendios o delitos contra la salud pública.
  • Delitos laborales o que atentan contra los derechos de los trabajadores.
  • Delitos sexuales tales como la violación, el delito de agresión sexual, delito de acoso sexual, exhibicionismo o el delito de abuso sexual.
  • Delitos informáticos.
  • Delitos contra la intimidad como la revelación de secretos.
  • Delitos contra la inviolabilidad del domicilio como el allanamiento de morada.
  • Delitos contra el orden público como el delito de sedición, delito de desobediencia, delito de enaltecimiento del terrorismo, o el delito de tenencia de armas.
  • Delitos contra la integridad moral o personal como el delito de violencia de género o el delito de violencia doméstica.
  • Delitos contra la Hacienda pública o la Seguridad Social como los delitos fiscales.
  • Delitos contra los derechos de los trabajadores.
  • Delitos de lesa humanidad y contra la comunidad internacional.

Además, los abogados penalistas cuentan entre sus funciones la defensa de ciudadanos en el extranjero, las extradiciones y la ejecución de las órdenes de extradición.

Qué requisitos debe cumplir para ejercer y ser un buen abogado penalista

Formación en abogado penalista

Para el libre ejercicio de la abogacía en nuestro país debe estar en posesión del título de licenciado o grado en Derecho, y si dispone de este último además deberá cursar un Máster en el Ejercicio de la Abogacía que permita superar el examen de acceso a la abogacía e inscribirse como abogado ejerciente en el colegio profesional de su elección.

Además de los conocimientos técnicos y la especialización necesaria en la materia, debe  tener buenas dotes de comunicación o habilidades en la resolución de conflictos, un buen abogado habrá de contar, ante todo, con vocación de servicio público, empatía y gran sentido de la responsabilidad, especialmente los abogados penalistas habida cuenta de la importancia de los derechos que podrían verse afectados en la jurisdicción penal.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

Nombre (requerido)

Teléfono (requerido)

Comentario

Acepto los   términos y condiciones .