Blog

Cómo realizar la impugnación del alta médica emitida por el INSS o por el médico de familia

Cómo realizar la impugnación de un alta laboral emitida por el médico de familia o por el INSS

Cuando se emite el alta por incapacidad temporal o alta laboral, sin haber recuperado sus condiciones psico-físicas para desarrollar su trabajo con normalidad, sólo le quedará la vía de la impugnación del alta, porque de lo contrario se verá obligado a incorporarse a su puesto de trabajo o será despido.

¿Puedo impugnar el alta médica emitida por un médico de familia o por el INSS?

La respuesta a esta pregunta es sí. Tanto en un caso como en otro el trabajador podrá impugnar el alta y, además, podrá acudir a los tribunales. Cuestión distinta es si la impugnación o la demanda será estimada o desestimada.

Impugnación del alta médica

Para poder llevar a cabo una impugnación del alta médica al INSS es necesario que se trate de un alta indebida. En este sentido, es imprescindible reunir los requisitos para poder continuar en situación de baja. Así pues, los requisitos para continuar en esta situación son los siguientes:

  • Estar imposibilitado para desempeñar su trabajo.
  • Estar recibiendo asistencia sanitaria o tratamiento médico.
  • Que la incapacidad sea temporal. En este caso, deberemos tener en cuenta que la baja médica tiene una duración máxima de 365 días prorrogables otros 180 días.

Para poder llevar a cabo la impugnación del alta médica deberá seguir los siguientes pasos.

Impugnación del alta de incapacidad temporal de menos de 365 días

En este caso, es preciso seguir los siguientes pasos:

  1. Se ha de presentar una reclamación administrativa ante el INSS: para ello, el trabajador tiene un plazo de 11 días hábiles desde la fecha en que surta efectos el alta médica. Tras esta reclamación, el INSS tiene un plazo de 7 días para contestar. Puede ser que deniegue la reclamación, en cuyo caso deberemos seguir con el procedimiento.
  2. Presentación de una demanda: si el INSS no contesta o deniega la reclamación administrativa previa, el trabajador podrá interponer una demanda ante los tribunales en el plazo de 20 días desde la resolución expresa o no del INSS. Esta demanda se sustanciará por el procedimiento ordinario. En cualquier caso, y esto es muy importante, el procedimiento de impugnación del alta médica no suspende el alta emitida. Esto quiere decir que el trabajador deberá reincorporarse al trabajo.

Impugnación del alta médica de incapacidad temporal de más de 365 días

Una vez han pasado 365 días desde la emisión del alta, es el INSS quien gestiona esta situación. Es por ello por lo que, en este caso, no se seguirá el procedimiento ordinario del que ya hemos hablado, sino que se seguirá un procedimiento especial.

En este caso, el trabajador tendrá 4 días naturales desde la notificación del alta médica para la impugnación, la cual deberá ser presentada en el Registro del INSS. Tras esto, el INSS tendrá un plazo de 11 días naturales para resolver la impugnación.

Así pues, al contrario de lo que ocurre en el procedimiento ordinario, la impugnación sí suspende el alta médica, de forma que el trabajador no estará obligado a reincorporarse a su puesto de trabajo.

No obstante, como ocurre en el caso anterior, si el INSS desestima la impugnación, el trabajador podrá acudir a los tribunales e interponer demanda en un plazo de 20 días desde la fecha de la nueva alta médica.

Asistencia Sanitaria

Efectos de la impugnación del alta médica emitida por un médico de familia o por el INSS

La impugnación del alta médica tiene una serie de efectos. Son los siguientes:

  • Obligación de reincorporarse al trabajo: tendrá que reincorporarte a tu puesto de trabajo durante el proceso de impugnación del alta médica. Solo hay una excepción: los procedimientos especiales. No obstante, es posible que el trabajador llegue a un acuerdo con la empresa, de forma que se adapte el puesto de trabajo o las vacaciones del trabajador a las lesiones que padezca. También es posible acordar con la empresa no volver al trabajo, pero sin cobrar y sin cotizar.
  • En caso de desestimación de la demanda: el alta médica se confirmará y el trabajador deberá reincorporarse a su puesto de trabajo. No obstante, el trabajador no tiene que abonar las costas del proceso.
  • En caso de estimación de la demanda: en este caso, el trabajador tendrá derecho a que se mantenga su situación de incapacidad temporal, incluso aunque se haya excedido la duración máxima. Asimismo, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Supremo, el INSS o la mutua de trabajadores estarán obligados a pagar el subsidio que corresponda.

Siguiendo todos estos pasos y teniendo en cuenta sus efectos, podrás llevar a cabo la impugnación del alta médica.

En cualquier caso, lo mejor es contar con los servicios de un abogado experto en la materia.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .