Blog

Accidentes de tráfico causados por distracciones al volante

Conducir siempre debería significar un alto grado de concentración al volante, tratando de evitar cualquier distracción como atender una llamada telefónica, alcanzar cualquier objeto de la guantera estando en marcha o, incluso, cambiar la temperatura del habitáculo. Todas estas acciones una disminución de la capacidad de percepción que termine provocando un accidente con resultado lesivo para los usuarios de la vía..

Análisis de los accidentes de tráfico causados por distracciones

Según diversos factores como la velocidad, el tiempo que desviamos la mirada de la carretera o el tipo de vía por el que se circula, las consecuencias pueden tener mayor o menor gravedad. Según datos de la propia DGT, distracciones al volante como las mencionadas anteriormente suponen hasta el 33 % de los accidentes de tráfico, por delante de excesos de velocidad, que suponen el 29 % o conducir bajo los efectos del alcohol, con un 26 %.

La misma DGT apunta que la principal distracción que lleva a los conductores a sufrir accidentes de tráfico es el teléfono móvil. Conducir con una mano mientras se consulta el móvil con la otra puede llevar a desviar la mirada de la calzada hasta en 8 segundos de manera continua, tiempo en el que se recorrerán 266 metros circulando a una velocidad de 120 km/h, con el consecuente riesgo de salirse de la calzada y sufrir un siniestro.

Posibles causas de distracción al volante

Prestar atención al teléfono móvil

Es, sin duda, la distracción que más accidentes fatales provoca y la que está más extendida en los conductores. Hablar por el teléfono móvil, leer o, incluso, jugar con este mientras se conduce, además de estar penado con 200 € y 3 puntos del carnet, supone desviar la mirada durante demasiado tiempo, repercutiendo en la seguridad de los ocupantes del vehículo y causando más accidentes que cualquier otra de las distracciones al volante. Estudios confirman que se puede llegar a perder hasta un 40 % de la atención que se presta a la conducción, pudiendo llegar a desviar la mirada de la carretera durante periodos cercanos a los 10 segundos.

Hablar por el móvil el conductor mientras circula:

  • No mantiene una velocidad constante.
  • No guarda la distancia de seguridad suficiente.
  • El tiempo de reacción aumenta bastante entre medio a dos segundos, según los reflejos de cada conductor.

Los accidentes más comunes provocados por distracciones son  la salida de la vía, el choque con el vehículo precedente o el atropello.

Fumar

Esta práctica es perjudicial tanto dentro como fuera del coche, sin embargo mientras se conduce supone una fuente muy común de distracción. El simple hecho de encender el cigarrillo (se tarda una media de 4 segundos), desprenderse de la ceniza o buscar el propio mechero puede desembocar en consecuencias fatales, tanto materiales como humanas. El tiempo que uno tarda en realizar estas acciones a una velocidad de 100 km/h, el vehículo tiene recorrido mas o menos 113 metros, por lo tanto multiplica por 1,5 el riesgo de tener un accidente.

Buscar cosas en el interior del coche

Alargar el brazo para sacar algo de la guantera del vehículo, prestar atención a los niños, buscar el ticket del parking o volver a sintonizar una emisora de radio merma notablemente la atención que se presta a la conducción. Las consecuencias que pueden suponer esta clase de distracciones pueden desembocar en consecuencias para el vehículo o incluso la vida de los ocupantes de este. Es por eso que, salvo que sea una urgencia, es mejor evitar estas distracciones y no buscar nada hasta haber parado el vehículo en un lugar seguro.

Conducir bajo los efectos del alcohol

Cada año en España mueren 1200 personas por culpa de conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas. Se trata de una de las infracciones más graves y perjudiciales que se pueden llevar a cabo, estando penada con hasta 1000 € de multa y la retirada de 6 puntos del carnet de conducir, además de la inmovilización inmediata del vehículo y el posible ingreso en prisión si se considera una falta muy grave.

Cuándo se producen más distracciones

A la hora de conducir, debemos adoptar ciertas medidas para que la atención a la conducción no se vea mermada en ningún momento. No en vano, siempre se recomienda realizar una pausa para descansar después de las 2 horas de conducción ininterrumpida. Se estima que, de no seguir esta recomendación, la posibilidad de sufrir distracciones al volante aumenta en un 30 %, lo que repercute en mayores posibilidades de sufrir un accidente.

Además, conducir por vías como autopistas y carreteras que no exigen al conductor, suponen una mayor fuente de distracciones que otras carreteras como nacionales o comarcales. Es por esto que se recomienda, siempre que sea posible, combinar el uso de vías rápidas y carreteras secundarias durante el trayecto así como, del mismo modo, se recomienda tener el teléfono móvil en ‘modo coche’ a la hora de conducir.

Las distracciones al volante pueden suponer una grave amenaza para todos los ocupantes de un vehículo así como importantes sanciones económicas. Se recomienda seguir siempre unas pautas de conducta para llevar a cabo una conducción segura y evitar caer en estas distracciones que pueden desembocar en daños materiales y, más importante, humanos. Acciones como consultar el teléfono móvil, fumar en el vehículo o conducir bajo los efectos del alcohol son conductas penadas por la DGT, además de tratarse de potenciales amenazas para la conducción que nos distraen de lo realmente importante y ponen en peligro nuestra vida.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .