Blog

Reclamación de indemnización por atropello a niños

Reclamación de indemnización por atropello a niños

Los niños que han sido víctimas de atropellos en la vía pública tienen derecho a recibir indemnización. Si bien en términos generales el proceso de reclamación de indemnización por atropello a niños es el mismo que se cumple para los mayores, existen algunas diferencias que es importante considerar.

Estas diferencias están centradas especialmente en la capacidad legal del niño y en la forma en que se tratan los casos en el sistema legal.

Analizamos a continuación los aspectos fundamentales que deben tenerse en cuenta a la hora de reclamar indemnizaciones por atropello de niños.

Es fundamental contar con la asistencia de un abogado especialista en tráfico para que organice el proceso de reclamación y atienda al procedimiento.  El profesional asesorará a los padres o tutores acerca de lo que más conviene, informando sobre sus opciones y sugiriendo el camino a seguir.

¿Cuál es la normativa legal que regula la reclamación de indemnizaciones por atropello a niños?

Al igual que ocurre con las víctimas mayores de edad, cuando se trata de un niño que ha sufrido lesiones u otros daños por atropello, el baremo de tráfico es la norma legal que regula la indemnización que le corresponde.  El baremo se desarrolla a partir de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro de Circulación de Vehículos a Motor.

¿Quién gestiona la reclamación de indemnización en caso de atropello a un niño?

La ley determina que la capacidad legal de un niño es limitada en comparación con la de un adulto. Se reconoce a los menores la capacidad jurídica que les otorga el derecho a recibir indemnización por daños y perjuicios sufridos en un accidente de tráfico. Sin embargo, los menores no pueden actuar por sí mismos en procedimientos legales, incluida la reclamación de indemnización. En su lugar actuará un adulto, quien funcionará como su «representante legal». Así lo establece el artículo 162 del Código Civil, que reconoce a los padres o tutores la responsabilidad de representar legalmente a los hijos menores durante al procedimiento de reclamación de la indemnización. Generalmente, estos adultos responsables contratan a un abogado quien se hace cargo de esta representación legal en el proceso de reclamación.

¿Cuál es la responsabilidad legal de un menor en un siniestro de tráfico?

La indemnización que puede recibir una víctima perjudicada en un accidente de tráfico depende en gran medida de su responsabilidad legal. ¿Qué dispone la ley española en el caso de atropello a niños?

La ley establece que la responsabilidad legal de un menor en un atropello o accidente de tráfico depende de su edad. La legislación española establece algunos puntos claves sobre este aspecto, esencial a la hora de reclamar indemnizaciones.

Menores de 14 años

La ley considera que los menores de 14 años no tienen responsabilidad civil. Esto significa que, en caso de un atropello a un menor de 14 años, no se le atribuirá ninguna responsabilidad en el siniestro. Por lo tanto, tendrá derecho a percibir el 100% de la indemnización que establece el baremo de tráfico para el caso.

Esto quiere decir que, independientemente de la culpabilidad que pueda haber tenido en el siniestro, el menor de 14 años víctima de un atropello cobrará el total de la indemnización que le corresponda.

Existe una excepción para el derecho a la indemnización completa de menores. Es el caso de niños que han actuado intencionalmente para provocar el siniestro, es decir, si existe dolo.  Si se comprueba intencionalidad, el menor perderá su derecho a indemnización.

Menores de edades entre 14 y 18 años

En el caso de menores de 18 años que son mayores de 14, las indemnizaciones se rigen por el mismo marco normativo que las indemnizaciones para adultos en situaciones similares.

Si un menor de edad entre 14 y 18 años se considera responsable en un accidente de tráfico, es posible que se apliquen las sanciones legales o judiciales que correspondan. Generalmente se trata de programas de formación y medidas educativas,

La evaluación de la responsabilidad legal de un menor en un atropello en el tráfico, es un proceso que puede variar según las circunstancias específicas y el grado de madurez del menor.

¿Qué se puede reclamar en caso de atropello a niños?

En la indemnización a reclamar, se incluirán compensaciones por los daños y perjuicios que haya sufrido el niño debido al atropello. Estos daños y perjuicios pueden variar según las circunstancias del caso.

Algunos elementos que se pueden incluir son los siguientes:

Tiempo de curación

El tiempo de curación es el período durante el cual el niño estuvo en tratamiento. Se calcula desde el día del atropello hasta el alta médica. El médico determina el alta médica cuando estima que ya ha recibido el tratamiento adecuado a sus lesiones.

El Baremo de Tráfico reconoce diferentes valores para esta estimación, que dependen de la gravedad de la situación:

  • Perjuicio muy grave. Son los días en los que el niño pasa en unidades de cuidados intensivos o similares.
  • Perjuicio grave. Se cuenta el tiempo que está internado en la clínica.
  • Perjuicio moderado. Tiempo durante el cual el niño está incapacitado para realizar sus tareas habituales (ir al colegio, jugar con amigos, hacer deporte, por ejemplo).
  • Perjuicio básico. Son los días en los que el niño puede cumplir con sus actividades, pero con limitaciones.

Secuelas

Son los daños que perduran en el niño después del alta médica y que se consideran permanentes en el corto y mediano plazo. En el cálculo de la indemnización, cuanto más pequeño es el niño más alto es el valor económico por secuelas.

Dolor, daños psicológicos y emocionales

Se trata de los daños no físicos que el niño ha sufrido como consecuencia del accidente. Por ejemplo, ansiedad, sufrimiento, angustia, fobias, estrés postraumático suelen ser frecuentes en los niños atropellados.

Gastos médicos

En la indemnización reclamada se incluirá el reembolso de los gastos médicos relacionados con el tratamiento de las lesiones del niño. Ejemplos de estos gastos son tratamientos especiales en hospitales, honorarios médicos, cirugías, medicamentos, costos de traslado del niño, terapias de rehabilitación, dispositivos ortopédicos.

Daños materiales

Si el accidente causó daños materiales, como ropa, mochila u otros objetos personales del niño, estos costos pueden incluirse en la indemnización.

Como ocurre en todos los casos de reclamación de indemnizaciones, es necesario demostrar que los daños y perjuicios por los que se reclama fueron consecuencia del atropello del niño.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .