Blog

Reclamaciones e indemnizaciones en caso de atropello

Reclamación e indemnizaciones en caso de atropello

Las reclamaciones e indemnizaciones en caso de atropello es un derecho de las víctimas peatones. Para ejercerlo se valorará la responsabilidad del accidente de tráfico, es decir, si hay culpa del conductor del vehículo, concurrencia de culpa o esta es exclusiva del peatón. En este último supuesto, no cabría la posibilidad de pedir ninguna indemnización. Las cuantías se calcularán teniendo en cuenta diferentes parámetros, sobre todo según las lesiones que se hayan producido en el siniestro.

Reclamaciones en indemnizaciones en caso de atropello: la culpa

Hay dos tipos de culpas que facultan al peatón a reclamar una indemnización por atropello. El tercero de los casos libera al conductor de toda responsabilidad.

La culpa es del conductor del vehículo

Es el supuesto en el que el peatón cumplió con todas las indicaciones de tráfico vigente, pero el conductor no. Es decir, el atropello se produce por una imprudencia de quien está conduciendo el vehículo. Ya sea por exceso de velocidad, alcoholemia, una distracción u otra causa.

La concurrencia de culpa

Se conoce como concurrencia de culpa al hecho en que ambas partes tienen una porción de responsabilidad en el accidente. El conductor del vehículo no reacciona a tiempo para evitar el siniestro por no estar en la vía correcta, no disminuir la velocidad o estar distraído, entre otras razones. Por su parte, el peatón también infringe alguna indicación reglada como puede ser el hecho de cruzar por una zona que no sea el cruce de peatones.

Cuando existe esta concurrencia de culpas se produce una moderación de la indemnización. Esto significa que el lesionado no cobrará lo que corresponde según la lesión en el 100%, sino que percibirá solo un porcentaje.

Culpa exclusiva del peatón

La acreditación de que la culpa del siniestro vial, en este caso el atropello, es exclusiva del peatón por su actitud negligente, pierde el derecho a cobrar una indemnización. El conductor queda libre de todo cargo.

¿Cómo se calcula la indemnización en caso de atropello?

Para el cálculo de la indemnización en caso de atropello hay que evaluar el tipo de lesión que ha sufrido la víctima. Una vez definida ésta se toma como base los importes correspondientes según el Baremo de Accidentes de Tráfico vigente.

Tipos de lesiones ocasionadas en un atropello

Estos tipos de lesiones determinan la base para calcular la indemnización a reclamar por un atropello.

Lesiones temporales

Son aquellas que tienen una cura y se contabilizan desde el momento en que se producen hasta el alta del afectado. Todos los tratamientos e intervenciones sanitarias que se realicen en ese período deben ser resarcidos.

La reclamación será un perjuicio patrimonial ocasionado por los gastos en el que se incurre para la atención médica. También se incluye la pérdida en los ingresos, originada por la baja laboral.

Lesiones permanentes

La víctima padece, como consecuencia del atropello, lesiones perjuicios estéticos o secuelas funcionales sin posibilidad de una cura. Lo que implica que tendrá una repercusión directa o indirecta en sus actividades.

Quienes sufren de lesiones permanentes tienen el derecho a reclamar:

  • Perjuicio personal particular: se valoran los días que transcurren desde la fecha del accidente hasta la estabilización o curación de las lesiones sufridas.
  • Perjuicio patrimonial: se debe cubrir todos los gastos que la víctima tenga que hacer frente por las lesiones sufridas. Incluye los tratamientos médicos, las rehabilitaciones y toda atención sanitaria vinculada a la curación/estabilización de las lesiones.

¿Cómo se reclama?

La Ley establece dos formas posibles para las reclamaciones de indemnizaciones por atropello en España.

  • La vía extrajudicial: las dos partes intentan llegar a un acuerdo mediante el diálogo evitando así un procedimiento judicial.
  • La vía judicial: en el supuesto que no logren llegar a un acuerdo, el afectado interpone una demanda contra la compañía de seguros con la correspondiente justificación de los daños sufridos: físico, psicológicos y materiales. Generalmente se cursa por vía civil, aunque los supuestos más graves se pueden incoar por vía penal.

En el momento de presentar una reclamación es requisito tener pruebas que acrediten los hechos y la responsabilidad. Lo ideal es recabar las grabaciones cámaras de seguridad del lugar del siniestro, declaraciones de testigos del hecho, imágenes, partes médicos, atestado policial, etc.

Otro dato importante es el comportamiento honesto. El demandante debe actuar con honestidad al reclamar y presentar las pruebas que acrediten los daños y perjuicios sufridos. La reclamación de partidas infundadas producirá que pierdan credibilidad las que si lo están.

¿Qué indica la Ley en caso de atropello?

La normativa vigente en España establece una serie de elementos que deben ser cubiertos obligatoriamente por las compañías de seguro.

  • Gastos derivados de la atención sanitaria: Se trata de todos los gastos que la víctima tuvo en atención médica, cirugías, tratamientos, honorarios, etc.
  • Baja laboral: Incluye los días de baja en que el afectado no puede asistir a su lugar de trabajo para cumplir con sus obligaciones, la cuantía a pagar por día depende de la gravedad de la lesión
  • Tratamientos médicos: En muchas ocasiones el damnificado debe realizar tratamientos a corto, medio o largo plazo, sean estos farmacológicos o terapéuticos y deben ser pagados por el seguro
  • Secuelas: pueden ser funcionales o psicológicas y, si están acreditadas por informe médico, también corresponde que la aseguradora responda por estas.
  • Fallecimiento: cuando la víctima de un atropello en accidente fallece, la compañía de seguros tiene la obligación de una indemnización a los perjudicados.

Conclusión

Los peatones tienen derecho a reclamar una indemnización por atropello, siempre que no se haya producido el accidente por su exclusiva responsabilidad. Es un factor clave determinar la culpa del siniestro por parte del conductor, sea en su totalidad o compartida.

Para el cálculo de las indemnizaciones se tendrá en cuenta el Baremo de Tráfico vigente, la gravedad de las lesiones sufridas, los días de ingreso hospitalario, las secuelas, etc.

Cuando hay víctimas de un atropello la compañía de seguros del conductor del vehículo tiene la obligación de responder por sus gastos y pérdida patrimonial. Lo mejor en estos casos siempre es solicitar el asesoramiento de un abogado externo a la aseguradora para que defienda sus intereses sin ninguna presión de la compañía.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .