Blog

Niveles de alcoholemia y multas, no bebas y conduzcas este 2023

Niveles de alcoholemia y multas, no bebas y conduzcas este 2023

El nivel o tasa de alcoholemia es una medida que indica la cantidad de alcohol presente en la sangre de una persona. Se expresa en gramos por litro de sangre o en miligramos en aire espirado.

Se trata de un indicador utilizado para determinar si una persona ha consumido alcohol en exceso de acuerdo con la normativa, y si está en condiciones de conducir o no. Conducir con niveles de alcoholemia superiores a las consideradas permitidas por la ley tiene consecuencias legales y económicas.

La Dirección General de Tráfico repite un eslogan que intenta que los conductores tomen consciencia de la irresponsabilidad que significa conducir bajo efectos del alcohol. El eslogan dice: «solo 0 tiene 0 consecuencias». Esta afirmación recuerda que, independientemente de las sanciones, la única tasa segura para conducir es 0.

¿Cuáles son los niveles de alcoholemia que no deben superarse cuando se conduce?

Las tasas de alcoholemia permitidas dependen del tipo de conductores y de las circunstancias. No se exige lo mismo para un conductor novel que maneja su automóvil, que para uno profesional que conduce otro tipo de vehículos.

La tasa máxima para cada caso es la siguiente:

  • Conductor estándar: la tasa de alcoholemia máxima permitida es 0,25 miligramos por litro en aire espirado o 0,5 gramos por litro en sangre.
  • Conductores noveles y profesionales: el máximo de alcoholemia es 0,15 miligramos por litro de aire espirado o 0,3 gramos por litro de sangre.

Al superar estos niveles de alcoholemia se comete una infracción administrativa.  Las consecuencias son una multa de entre 500 y 1000 euros y la retirada de entre 4 y 6 puntos del carnet de conducir

Delito de alcoholemia

El artículo 379.2 del Código Penal define cuándo es un delito conducir bajo los efectos del alcohol. Establece niveles más altos que los determinados para infracciones administrativas, superando los cuales el conductor estaría cometiendo un delito.

El Código Penal regula que será condenada por cometer un delito la persona que conduzca un vehículo de motor o ciclomotor con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.

Las penas previstas para estos conductores son:

  • Prisión de entre 3 y 6 meses
  • Multa de 6 a 12 meses
  • Trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

En todos los casos, también se aplica la privación del derecho de conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo entre 1 y 4 años.

Hay que tener presente que al conductor que se le imputa un delito de alcoholemia le queda el registro en sus antecedentes penales. Para eliminarlo, deben transcurrir más de 2 años desde el evento, y no debe haber cometido otro delito durante este tiempo.

¿Cómo se controlan los niveles de alcoholemia?

En la determinación de las penas por conducir con alcoholemia se usan valores referidos al aire respirado y a la sangre. ¿Cómo se miden estos valores?

Prueba de alcoholemia en aire espirado

Es la forma más común de controlar la tasa de alcohol de un conductor. Se realiza utilizando un dispositivo llamado etilómetro o alcoholímetro, que mide el nivel de alcohol en el aire que el conductor espira. Para realizar la medición, el conductor sopla en el dispositivo y se obtiene el resultado inmediatamente. Indica la concentración de alcohol en ese volumen de aire que el conductor espiró.

Prueba de alcoholemia en sangre

Hay casos en los que no es posible realizar la prueba de alcoholemia en aire respirado o que se necesita una medida más precisa. En esas situaciones se puede solicitar una prueba de alcoholemia en sangre.

Un profesional de la salud extrae una muestra de sangre al conductor y luego esta muestra se analiza en un laboratorio. De esta manera se determina la concentración de alcohol.

Los conductores a los que se les solicite someterse a estas pruebas de control de alcoholemia tienen la obligación de realizarlas. Negarse a ellas puede considerarse un delito en sí mismo, que también tiene sanciones.

¿Se puede saber cuánto alcohol se ha ingerido sin aparatos ni análisis?

Las pruebas del alcoholímetro y el análisis de sangre son las oficialmente establecidas para definir la tasa de alcohol de un conductor. Sin embargo, la Dirección General de Tráfico ha publicado en su cuenta de Twitter una infografía que permite calcular aproximadamente cuánto alcohol se ha ingerido.

El gráfico registra el nivel de alcohol después de tomar uno o dos vasos determinados tipos de bebidas de consumo frecuente. Los datos aparecen discriminados por número de vasos y por sexo.

De la observación de estos datos se puede deducir que los alcoholes considerados «blandos», como el vino y la cerveza, permiten ingerir más cantidad de la bebida. Hasta dos vasos se estaría por debajo del nivel permitido.

  • Cuando se ingieren bebidas alcohólicas «duras», se alcanza el tope máximo con aproximadamente solo un vaso.
  • En el caso de las mujeres, se llega a la tasa permitida consumiendo menor cantidad de cualquier bebida.

Además, la DGT sugiere una fórmula que permite calcular aproximadamente el nivel de alcohol que se alcanza con el consumo de determinada cantidad de bebida. Se trata de multiplicar la graduación alcohólica de la bebida por la cantidad ingerida en centímetros cúbicos o mililitros. Después se multiplica el resultado por 0,8, que es la densidad del alcohol, y se divide entre 100.

La participación de un abogado es fundamental cuando a un conductor se le detectan tasas de alcohol superiores a las autorizadas. El profesional se asegurará de que se cumplan los procedimientos legales y que no se vulnere ninguno de los derechos del conductor.

El profesional revisará las pruebas y evidencias y analizará si se obtuvieron de forma adecuada y si son válidas. Asimismo, podrá evaluar la precisión y la fiabilidad de las pruebas de alcoholemia utilizadas y, en caso de irregularidades, procederá a impugnar su validez.

En caso de que el conductor necesite defensa legal, el abogado desarrollará su estrategia adaptada a las circunstancias específicas del caso.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .