Blog

Indemnización a ocupantes de vehículo en accidentes de tráfico

indemnizacion ocupantes vehiculo

Cuando se produce un accidente de tráfico, los ocupantes de un vehículo que no tienen la condición de conductor, siempre tienen derecho a una indemnización por los daños y perjuicios sufridos. Es indiferente el medio de transporte en el que viajaban cuando se produce el accidente, ya sea en un turismo, una motocicleta, taxi o en autobús, tendrán derecho a reclamar.

Incluso en el supuesto de que el vehículo culpable del accidente no tenga vigente el preceptivo seguro obligatorio de responsabilidad civil, el derecho a reclamar se mantiene.

En estos casos la acción se debe ejercer contra el conductor culpable y contra el Consorcio de Compensación de Seguros que adquiere la condición de responsable civil directo del siniestro en este caso particular. Debiendo indemnizar como si de una aseguradora se tratase.

Indemnización a los ocupantes de transporte público o similares en accidentes de tráfico

Los pasajeros de transporte público tienen derecho a percibir una indemnización si resultan lesionados en un accidente. Los usuarios son responsabilidad directa del conductor. Este último debe asegurarse de mantener seguros a sus pasajeros y, por tanto, evitar que resulten lesionados por un siniestro.

Así, habría diferentes situaciones por las que podría ser indemnizado una persona que use estos medios de movilidad.

Resultados lesivos causados por el propio conductor

Cuando el conductor de un transporte público realice alguna maniobra imprudente, como por ejemplo realizar un frenazo brusco, o sobrepasar un desnivel a exceso de velocidad, provocando que algún usuario resulte lesionado, deberá responder por los daños causados, bien directamente o a través del seguro del propio autobús.

Las víctimas de este tipo de accidentes pueden percibir dos indemnizaciones distintas, una de ellas a través de la cobertura de responsabilidad civil del seguro obligatorio que deben tener todos los vehículos y la otra con base en el Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV) que deben tener todos los transportes públicos de viajeros y que se rigen por un baremo independiente.

Resultados lesivos por culpa de un tercero

Previsto cuando figura un vehículo causante del accidente. Será el conductor de este vehículo el responsable de indemnizar a todos los perjudicados.

Se debe atender al caso concreto, existen casos en los que el viajero no tiene derecho a indemnización, como son los derivados de fuerza mayor, o en los casos en los que el motivo de las lesiones ha sido única y exclusivamente por causa de la conducta del viajero, como por ejemplo, cuando al ir en un autobús, debido a no sujetarse bien, se cae una persona. Aun así, gracias a la existencia del Seguro Obligatorio de Viajeros, el usuario puede tener derecho a una indemnización.

Indemnización a ocupantes de vehículo particular en accidentes de tráfico

Se tiene que partir de la idea de que el ocupante de un vehículo particular siempre será objeto de indemnización. Resulta indiferente si iba como pasajero en el vehículo culpable del accidente o no. Su participación en el siniestro es nula, por lo que no es responsable del mismo.

Así, tendrá derecho a una indemnización, aunque el culpable del suceso sea el conductor del vehículo en el que viajaba. Esta situación paradójica no tiene porque repercutir directamente contra el conductor culpable del accidente de tráfico, ya que el responsable civil directo que tiene que indemnizar será la aseguradora con cargo a la cobertura de responsabilidad civil que tuviera contratada.

Indemnizaciones a ocupantes en accidentes de tráfico por situaciones peculiares

Algunos casos no necesitan de la participación de dos vehículos para que acabe en la lesión de una de las dos partes.

Aunque sea algo no tan común puede contemplarse la responsabilidad civil de un peatón o de una institución. En el primer caso, sucederá cuando la conducta imprudente de un peatón cause daños en los pasajeros de un vehículo.

Esto puede suceder, por ejemplo, cuando un peatón cruza imprudentemente y hace que una moto se precipite contra algún obstáculo.

Por otro lado, son numerosos los accidentes que se producen debido al mal estado de la calzada, que producen que el conductor y su acompañante acaben contra el asfalto. En este caso, la responsabilidad pude atribuirse al titular de la vía de circulación.

De no poderse acreditar el funcionamiento anormal del servicio público en la conservación de las vías de circulación para el uso al que se destinan y el titular de la vía no indemnice por los daños ocasionados, el ocupante como hemos dicho siempre tendrá derecho a indemnización, debiendo cursarla a través de la cobertura de responsabilidad civil del propio vehículo.

En estos casos lo más recomendable es acudir a un abogado especialista en accidentes de tráfico. Nadie mejor como un abogado capacitado podrá dar respuesta a sus dudas.

Procedimiento para reclamar una indemnización por accidente de tráfico

procedimiento reclamar indemnizacion accidente trafico

Lo recomendable es contratar los servicios de un abogado especializado en accidentes de tráfico lo antes posible, porque el tiempo va en su contra y a medida que va transcurriendo se van perdiendo derechos.

El primer trabajo en el que se debe centrar el abogado es aclarar las circunstancias del siniestro y determinar los culpables a los que ha de dirigir la reclamación, forzando a los mismos a que reconozcan la responsabilidad.

En segundo lugar, debe dirigir el procedimiento de reclamación, coordinando a todos los profesionales que deben intervenir para acreditar los daños y perjuicios sufridos:

  • Médicos asistenciales.
  • Peritos médicos especialistas en la valoración del daño corporal.
  • Peritos reconstructores de accidentes.

Debe realizarse este trabajo con anterioridad a la presentación de la reclamación, para evitar que surjan incidentes en la reclamación de la indemnización.

En tercer lugar, y una vez presentada la reclamación, se abre una fase de negociación. Se deben discutir y acreditar las partidas indemnizatorias reclamadas para que sean reconocidas por el responsable de las mismas.

En el caso de que alguna partida indemnizatoria no sea reconocida, se debe estudiar cual es la vía más adecuada para reclamarlas. Ya sea a través de una mediación, una conciliación, acudir a un arbitraje, solicitar la valoración por un médico forense o presentar demanda de reclamación de cantidad en los Tribunales de Justicia.

Estas decisiones implicarán que las partidas indemnizatorias reclamadas sean finalmente abonadas o que alguna partida se quede sin reconocer.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .