Blog

Reclamación de indemnizaciones en accidentes por alcance

Reclamación de indemnización en accidentes por alcance

Los accidentes por alcance no suelen ser considerados graves. Sin embargo, al igual que en cualquier otro accidente de tráfico, los perjudicados tienen derecho a la reclamación de indemnizaciones por daños y perjuicios.

Este tipo de accidentes suelen ser muy frecuentes especialmente en autopistas y zonas urbanas de alta circulación. En ellos un vehículo golpea la parte trasera de otro vehículo que se detiene de forma imprevista, o que circula a velocidad más lenta.

En muchas ocasiones se producen choques en cadena, por lo que muchos vehículos golpean al que está delante y son golpeados por el que tienen detrás.

Los accidentes por alcance suelen ocurrir por diferentes razones. Las principales son la distracción del conductor, la velocidad inadecuada y, especialmente, la falta de distancia de seguridad establecida en la normativa.

¿Quién es el responsable de un accidente por alcance?

A la hora de rellenar el parte amistoso en un accidente por alcance, suele haber diferencias de opiniones entre los conductores involucrados. Las características de estos choques generan confusiones, ya que no es sencillo establecer responsabilidades.

¿Es responsable el que se detuvo de manera imprevista o el que lo golpeó por detrás porque no pudo frenar?  Hay situaciones en las que la multiplicidad de los intervinientes hace más complejo el problema.

Generalmente, el conductor que impacta por detrás se considera culpable. Esta atribución de responsabilidades se sostiene en el Reglamento General de Circulación. El artículo 54 establece que todo conductor de vehículo que circule detrás de otro deberá dejar entre ambos un espacio libre que le permita detenerse en caso de frenado brusco sin colisionar.

De acuerdo con el Reglamento, los conductores deben respetar ese espacio de separación y mantener la distancia de seguridad para evitar los accidentes por alcance. Por tanto, quienes no cumplan con esta distancia entre los vehículos, serán considerados responsables.  Esta condición es válida tanto para el caso de un choque entre dos vehículos, como si se trata de un choque en cadena.

Responsabilidades en accidentes por alcance

Como ocurre en todos los accidentes de tráfico, el punto central para definir las indemnizaciones y quién debe abonarlas es la responsabilidad en el siniestro. En los casos de accidentes por alcance, no siempre lo evidente a simple vista es lo que vale. Existen circunstancias que inciden en las responsabilidades.

Es importante tener en cuenta que los accidentes por alcance pueden ocurrir de diferentes formas.  Se reconocen dos escenarios posibles:

Alcance por lanzamiento

Es la situación en la que un coche golpea al que tiene delante y provoca que este, que estaba detenido o circulando a muy baja velocidad, se desplace y colisione con otro.

A primera vista, se puede considerar culpable al vehículo que provocó el impacto y el lanzamiento del coche que estaba en el medio.  Por lo tanto, sería su aseguradora la que deberá responder por todos los daños.

Pero en la responsabilidad en este tipo de accidentes inciden otros factores, uno de los cuales es la distancia de seguridad de cada coche con el que tiene adelante. 

Por lo tanto, la compañía de seguros investigará si el vehículo lanzado por su cliente respetaba la distancia de seguridad. En este punto puede haber un foco de conflictos y un punto de apoyo para evitar pagar parte de las indemnizaciones.

Choque múltiple por alcance trasero

En otras circunstancias, el choque en cadena ocurre porque los coches en fila no respetan la distancia prudencial y no logran frenar cuando el primero lo hace en forma imprevista.

En estos choques en cadena, serán responsables todos los conductores de los vehículos que colisionaron por detrás a los que tenían adelante. Habrá múltiples responsables, y, por lo tanto, cada aseguradora se ocupará de la responsabilidad de su cliente y de las indemnizaciones que le correspondan.

¿Cuál es el plazo para acudir a revisión médica después de participar en un accidente por alcance?

Los plazos que regulan los procedimientos relacionados con accidentes de tráfico y reclamación de indemnizaciones se regulan por la Ley 35/2015, de 22 de setiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

En el artículo 135 de la ley mencionada se establece como condición para justificar una lesión por accidente que los síntomas aparezcan en tiempo médicamente explicable.  Y especifica que es especialmente relevante que esos síntomas se hayan manifestado dentro de las 72 horas posteriores al siniestro.

Por lo tanto, el lesionado deberá realizar la consulta médica en ese plazo. Si así no lo hiciera, la aseguradora podría considerar que los problemas sanitarios de la persona son fueron ocasionados por el accidente, es decir que no existe nexo causal entre daños y siniestro.

¿Cómo reclamar una indemnización por daños y perjuicios en un accidente por alcance?

Las reclamaciones por daños y perjuicios en accidentes por alcance tienen ciertas complejidades. Es fundamental reunir la documentación que demuestre cómo ocurrieron los hechos, quién chocó a quién, qué pasó con las distancias prudenciales. Son aspectos claves para reclamar una indemnización.

Contar con un abogado especialista en tráfico, garantizará recopilar todas estas pruebas que pueden significar la diferencia entre cobrar una indemnización o ser considerado responsable del siniestro. Este es el primer aspecto a tener en cuenta.

Reunir las pruebas y realizar la visita médica antes de las 72 horas constituyen las acciones inmediatas que deben realizarse. Posteriormente, el abogado comenzará a realizar las comunicaciones a las aseguradoras, a la que cubre a su cliente y a la que corresponde al responsable del siniestro.

Preparará la demanda de indemnización e iniciará las negociaciones. Conocedor del baremo de tráfico, definirá los tramos y las cuantías a las que su defendido tiene derecho. Analizará la propuesta motivadora de la aseguradora y aconsejará al reclamante acerca de qué le conviene hacer, si aceptar o seguir con una reclamación judicial.

Y en caso de que se presente la reclamación de indemnización en el juzgado, representará a su cliente y seguirá atentamente el proceso.

Aunque los daños y perjuicios sufridos en un accidente por alcance pueden ser leves, corresponde el pago de indemnización a las víctimas. La experiencia y la formación de un abogado especialista permitirá conseguir los mejores resultados para su defendido, liberándolo del estrés y de las preocupaciones del caso.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .