Blog

Responsabilidad civil por mordedura de perro: art. 1905 del Código Civil

Responsabilidad civil por mordedura de perro

El art. 1905 Código Civil es el que regula la responsabilidad por los daños causados por mordedura de perro. En este artículo explicaremos las consecuencias de una mordedura y cómo cursar una reclamación por los daños sufridos.

Qué lesiones puede provocar la mordedura de un perro y cómo valorarlos

La gravedad y consecuencias de una mordedura de perro depende de muchos factores, como el tipo de perro o el cuidado posterior de las heridas.

Las lesiones más comunes provocadas por la mordedura de un perro pueden tener las siguientes consecuencias:

  • Dolor, sangrado, entumecimiento y cosquilleo.
  • Rupturas o cortaduras mayores en la piel, con o sin sangrado
  • Hematomas.
  • Lesiones por aplastamiento que pueden causar desgarros graves de tejidos y cicatrices.
  • Heridas punzantes.
  • Lesión de tendones o articulaciones causando disminución del movimiento y la función del tejido lesionado.

Aunque este tipo de lesiones no suelen agravarse, en ocasiones puede ser necesaria cirugía para limpiarlas y cerrarlas con la consecuencia visual de grandes cicatrices en la piel.

En estos casos de heridas más graves, pueden darse algunas complicaciones como infecciones de rápida propagación o daños en tendones o articulaciones.

Una mordedura de un animal es más propensa a infectarse en personas que tienen los sistemas inmunitarios debilitados o son diabéticos o sufren alguna enfermedad vascular.

Para evitar enfermedades se recomienda la aplicación de la vacuna de la rabia en los casos de mordedura de un perro.

Para valorar el alcance de las lesiones producidas por la mordedura y las posibles secuelas que han quedado, existen diversos modos en función de cada caso y de las circunstancias que se hayan dado..

Está judicialmente aceptada la valoración mediante la aplicación analógica del Baremo de Accidentes causados por vehículos a motor.

Mordedura Perro

Cómo cursar una reclamación por mordedura de animal

El art. 1905 CC dispone que: “El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causase, aunque se le escape o extravíe. Solo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido”.

Por tanto, el propietario será el responsable de los daños causados por el animal, con dos excepciones que serán los casos en que la culpa sea del que ha sufrido el ataque o que el daño se haya producido por causa mayor.

Para cursar una reclamación por una mordedura de perro, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Avisar a las fuerzas de seguridad tras el ataque. Ellos redactarán un informe en el que se recojan las circunstancias del ataque.
  2. Acudir a un centro de salud en el que se valoren los daños físicos causados por la mordedura del animal.
  3. Cursar la reclamación propiamente dicha. Se puede acudir al seguro de responsabilidad civil para perros, si existe uno vigente con cobertura para los daños producidos. En algunos casos, el seguro de hogar cubre la mordedura del perro.
  4. Si no existen seguros que cubran los daños, se presentará reclamación contra el dueño del perro que incurrirá en responsabilidad extracontractual. El artículo de responsabilidad civil extracontractual en nuestra legislación es el 1902 del Código Civil, que establece la obligación de reparar el daño causado a otro por acción u omisión.

Las indemnizaciones derivadas de la mordedura de un perro suelen oscilar desde 60 euros en las leves, hasta los 90.000 euros en las más graves.

Por tanto, según lo dispuesto en el art. 1905 Código Civil, podemos determinar que la responsabilidad por la mordedura de un perro recae sobre el propietario del mismo. Las lesiones más comunes son el rasgado de la piel, el sangrado o los hematomas. Sin embargo, en ocasiones se agravan con infecciones o necesidad de cirugía. La valoración de estos daños se puede hacer de diversos modos y para reclamarlo será necesario recabar toda la información necesaria relacionada con el ataque y posteriormente dirigirse al seguro de responsabilidad civil o presentar reclamación contra el dueño del animal que produjo los daños.

Lo recomendable es encomendar la tramitación a un abogado especializado en la reclamación de indemnizaciones por lesiones, para que garantice los derechos de la víctima, consiguiendo la máxima indemnización posible por los daños sufridos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .