Blog

¿Un conductor culpable en accidente tiene derecho a indemnización?

Un conductor culpable en accidente puede tener derecho a ser indemnizado

En España, cuando se produce un accidente de tráfico, el conductor que es culpable no tiene derecho a indemnización si solo tiene el seguro obligatorio de responsabilidad civil contratado.

La indemnización es una compensación que las víctimas de un accidente cobran por los daños y perjuicios que un conductor responsable del siniestro provocó.

La Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor (LRCSCVM) regula las responsabilidades, derechos y deberes que se derivan de un accidente de tráfico.  Por su parte, el Código Civil obliga a toda persona que sea culpable de un daño a otra a reparar el daño causado.

En la práctica, cuando se produce un accidente, el responsable a través de su aseguradora se hace cargo del pago de la indemnización por los daños y perjuicios producidos a los terceros perjudicados. De acuerdo con este concepto de indemnización, el conductor responsable no tiene derecho a recibir indemnización, porque los daños se los provocó él mismo.

Para actuar con seguridad y obtener garantías de que los derechos del conductor se respetan, es importante contar con la asistencia de un abogado especialista en tráfico. Este profesional ofrecerá asesoramiento específico y guiará a su cliente durante todo el proceso, desde el análisis de la situación y de la póliza de seguro hasta el cobro de la indemnización si corresponde.

¿Esto implica que el conductor culpable del accidente no puede recibir ningún dinero?

Lo que el conductor culpable del accidente de tráfico no recibirá es la indemnización por responsabilidad civil. Sin embargo, es posible que tenga derecho a otros pagos. Este derecho dependerá del tipo de cobertura del seguro que tenga contratado.  

Hay seguros que cubren daños por lesiones, incapacidad o fallecimiento. Se trata de seguros de accidentes que no entran en el concepto de responsabilidad civil y que no son obligatorios. En estos seguros, se ofrece cobertura a los conductores que sufren un accidente, aunque sea provocado por él mismo.  

La ley obliga al propietario de un vehículo a contratar un seguro de coche que cubra, al menos, los daños a terceros en caso de accidente. Generalmente, esta cobertura no está incluida en el seguro obligatorio. A partir de este seguro, las compañías aseguradoras ofrecen diferentes tipos de coberturas con distintas prestaciones.

Por lo tanto, el culpable del accidente no cobrará nada si tiene contratado el seguro obligatorio. Pero si su seguro ofrece otro tipo de cobertura, podrá ser indemnizado por los daños que ha sufrido en el siniestro.

¿Qué cobertura incluye el seguro de responsabilidad civil obligatorio?

El seguro de responsabilidad civil que es obligatorio para los automóviles en España, incluye una cobertura básica conforme a la LRCSCVM.

Este seguro comprende la cobertura por daños físicos y materiales que el asegurado provoque a otras personas mientras usa su vehículo. A esto obliga la ley, por lo que el titular del vehículo tiene la obligación de contratar un seguro para circular.

Queda fuera de esta cobertura el conductor culpable del accidente. Los daños y perjuicios que sean consecuencia del siniestro del que es responsable, no están incluidos en la cobertura del seguro obligatorio.

Es importante saber que en un seguro de responsabilidad civil por accidente de tráfico el asegurado es el vehículo. Esto implica que la cobertura permitirá asumir los gastos por daños y perjuicios que el vehículo ocasione a una persona independientemente de quien sea el conductor.

Es condición imprescindible que el conductor tenga carnet de conducir vigente. El carnet expedido por la DGT certifica que la persona que lo posee cumple con los requisitos exigidos por la reglamentación para ir al volante.

Pero sea quien sea el conductor, aunque cumpla con las condiciones habilitantes para conducir, como regla general no tiene derecho a indemnización por daños en accidente de tráfico si es el responsable del siniestro.

¿Qué pasa si existe responsabilidad compartida en el accidente?

La determinación del conductor responsable del accidente de tráfico puede llevar a determinar que existen dos o más culpables. En estos casos, la responsabilidad no recae solo en uno de los conductores, sino que los involucrados tienen su parte de culpabilidad.

Si un conductor no es responsable exclusivo del siniestro, sí tendrá derecho a cobrar indemnización por daños y perjuicios, aunque tenga el seguro básico obligatorio.

Cada conductor asumirá su cuota parte de responsabilidad y deberá pagar al otro corresponsable los daños que ha sufrido. En caso de que se pueda cuantificar el grado de responsabilidad, cada conductor responderá por su parte.

Si no es posible establecer claramente porcentajes de responsabilidad, generalmente se aplican las indemnizaciones cruzadas. Esto quiere decir que cada conductor responsable se hará cargo de los daños y perjuicios que el accidente provocó en el otro involucrado.

¿Qué tipo de seguro es necesario para tener derecho a indemnización en caso de ser culpable exclusivo de un accidente de tráfico?

Uno de los seguros que tiene más cobertura que el seguro a terceros es el seguro a todo riesgo. Es un seguro muy completo y es más caro.

¿Qué cubre el seguro a todo riesgo? Este seguro cubre no solo los daños a terceros sino también los que sufrió el conductor en el accidente de tráfico.  Por lo tanto, incluye también la responsabilidad civil.

Además, ofrece otros servicios para los clientes accidentados. Hay seguros a todo riesgo que proporcionan vehículo de sustitución, asistencia jurídica de alto importe, daños propios, etc. La cantidad y tipo de estos servicios complementarios dependen de cada aseguradora.

Por lo tanto, si se ha contratado un seguro a todo riesgo, el conductor culpable del accidente sí tiene derecho a recibir compensación por los daños ocurridos en el siniestro.

El derecho a indemnización de un conductor responsable del accidente de tráfico es un asunto complejo. Cada caso tiene características propias, que lo diferencian de otros. Entre esas diferencias, uno de los factores determinantes es la cobertura que ofrece el tipo de seguro contratado.

Es importante leer detenidamente la póliza del seguro y no omitir la llamada letra pequeña. La póliza es el documento que obliga a la aseguradora a hacerse cargo de los pagos de compensaciones en el accidente del que su cliente es responsable.

A la aseguradora sólo le corresponde pagar lo que está explícitamente escrito en la póliza. Y se negará a asumir lo que en el documento se haya pactado como excluido.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .