Blog

Accidentes de tráfico, el seguro en menores de 26 años

Accidentes de tráfico, el seguro en menores de 26 años

Cuando se habla de accidentes de tráfico y coberturas del seguro en menores de 26 años, es necesario analizar dos situaciones diferentes. Una es la que se produce cuando el responsable del siniestro es un conductor menor de 26 años. La otra es cuando la responsabilidad es del conductor de otro vehículo que participó del siniestro.

No hay que perder de vista que la responsabilidad de un accidente de tráfico implica un desembolso para la aseguradora del vehículo responsable. Una aseguradora es una empresa, su objetivo es rentabilizar su gestión y perder lo menos posible. Por eso, buscará todos resquicios legales y en las circunstancias del siniestro, que le permitan reducir gastos. Para defender bien los derechos de las partes, lo ideal siempre es acudir a un abogado especialista en accidentes de tráfico.

Accidentes de tráfico responsabilidad de un conductor menor de 26 años

La Ley de Responsabilidad Civil y seguro en la circulación de vehículos de motor regula las obligaciones en la contratación de seguros. El artículo 2.1 establece que todo propietario de vehículos a motor tiene la obligación de contratar un seguro por cada vehículo. La Ley habla de seguros de vehículos, no de conductores. Por lo tanto, de acuerdo con este artículo, el seguro cubre los daños que cause el conductor cualquiera sea su edad o experiencia y antigüedad en conducción.

Sin embargo, en el inciso 5 del mismo artículo, esta ley establece que la póliza podrá incluir las coberturas que se pacten libremente entre el dueño del vehículo y la aseguradora. Y es en este punto en el que se presentan los desacuerdos y los problemas.

La aseguradora solo quedará exenta de pagar cuando el daño fue causado por conductas dolosas del conductor o a la conducción bajo influencia de alcohol o drogas estupefacientes. También se exime de asumir el pago cuando el conductor no tiene permiso de conducir.

Por lo tanto, en consonancia con lo establecido por la norma, la aseguradora debe responder por el conductor menor de 26 años que en el momento del accidente:

  • Tenía permiso de conducir.
  • No conducía bajo efectos del alcohol o drogas.
  • No se probaron conductas dolosas o intencionalidad.

¿Cómo actúan algunas aseguradoras cuando el conductor es un menor de 26 años?

En el artículo 2.5 la ley deja la puerta abierta para que las aseguradoras incluyan en la póliza condiciones que las benefician. En este punto se generan problemas con respecto a la cobertura  en un accidente de tráfico de un conductor  menor de 26 años de un vehículo asegurado.

Cuando contrata un seguro, el propietario del vehículo declara quiénes pueden ser conductores eventuales del vehículo. La designación de conductores eventuales menores generalmente encarece el seguro. La premisa es que la falta de experiencia de los más jóvenes les expone a más riesgos de siniestros. Por lo tanto, amparada en el artículo 2.5 de la ley, la aseguradora incluye cláusulas que la exoneran de pago si conduce un menor de 26 años.

Cuando esto ocurre, en caso de accidente la aseguradora puede argumentar que conducía el vehículo un conductor menor no declarado. Alegará que el propietario del vehículo quiso ahorrar en el precio final del seguro.

La aseguradora tiene la opción de pagar todo lo que corresponde, pero a continuación reclamará la devolución a su asegurado.

¿Es legal esta forma de proceder de las aseguradoras?

Si bien la ley permite acuerdos especiales entre la aseguradora y el contratante, la jurisprudencia recoge específicamente la situación de accidentes responsabilidad de menores de 26 años no declarados como conductores eventuales.

La Sentencia del Tribunal Supremo N.º 636/2014, de 20 de noviembre de 2014 es ejemplo de esto. La Sentencia surge por un recurso presentado por el titular de un seguro de vehículo que fue una de las partes en un accidente de tráfico cuando era conducido por un menor de 26 años.

La aseguradora había reclamado al titular la devolución de lo que había pagado, porque el menor estaba excluido de la cobertura.  La sentencia exime  al titular del vehículo y del seguro de reembolsar el importe de los costes que la aseguradora pagó.

¿En qué se basó la aseguradora para solicitar esta devolución? En el hecho de que había incluido en el contrato una cláusula que eximía de pago cuando el coche fuera conducido por menores de 26 años. El titular de la póliza conocía esta cláusula  y había firmado el contrato.

¿Cuál fue el argumento del Tribunal Supremo?  El Tribunal basó su sentencia en que existen causales específicas que la ley 50/1980 determina para la reclamación al asegurado de pagos que la aseguradora hubiera realizado a terceros, que se llama “repetición”.  Legalmente la posibilidad de repetir está limitada a supuestos previstos en la ley mencionada. Se trata de situaciones de circunstancias dolosas o de falta de registro de conducir. La conducción por persona menor de veintiséis años no es uno de estos supuestos.

Si bien la exclusión de cobertura del menor era conocida y aceptada por el tomador del seguro, la cláusula estaba fuera de las disposiciones legales. Por lo tanto, no corresponde que el asegurado devuelva el pago.  La cobertura corresponde a la aseguradora.

En esta sentencia resulta claro el concepto de que la cobertura es independiente de la edad del conductor del vehículo y de si ha sido incluido o no como conductor eventual. No obstante, en España se suele incluir como segundo conductor a hijos menores de 26 años como forma de asegurar la cobertura sin problemas.

Accidentes de tráfico responsabilidad del conductor del vehículo contrario

Un vehículo puede participar de un accidente de tráfico ocurrido por responsabilidad del conductor de otro vehículo. En este caso, tanto el conductor como los acompañantes del vehículo que no tuvo culpa, están cubiertos por el seguro de responsabilidad civil del que causó el siniestro.

Este es un caso que, en general, no genera dudas acerca del seguro. La aseguradora debe responder por los daños causados a todos los ocupantes del coche, independientemente de su edad.

Sugerencias para la contratación de un seguro

Es importante que cuando se contrata un seguro de accidentes de tráfico se tengan en cuenta algunas consideraciones:

  • Conocer qué encierran las etiquetas “seguro contra todo riesgo”, “seguro a terceros”, “seguros con franquicia”.
  • Además de preguntar por lo que el seguro cubre, investigar las exclusiones de la cobertura.

Lo ideal es consultar con un abogado experto cuáles son las condiciones que se aceptan cuando se contrata un seguro. El profesional aconsejará a su cliente de cuál es el seguro que más conviene para su situación.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .