Blog

Cuáles son las lesiones más frecuentes en accidentes de moto

Cuales son las lesiones más frecuentes en accidentes de moto

Los motoristas, junto con peatones y ciclistas, son los colectivos más vulnerables cuando se produce un accidente de tráfico, produciéndose en una gran parte de los mismos importantes lesiones. En el siguiente artículo trataremos algunas de las lesiones más frecuentes en accidentes de moto, así como los primeros pasos para iniciar una reclamación.

Las 4 lesiones más frecuentes en accidentes de moto

La Organización Mundial de la Salud ha establecido que las causas más habituales por las que se producen los accidentes de moto son el exceso de velocidad, el consumo de alcohol, la convivencia con vehículos de un tamaño mayor como coches o camiones y el choque contra barreras metálicas.

También la falta de experiencia puede jugar un papel relevante en la producción de un accidente de moto. Además, el accidente de motocicleta más frecuente se produce en casco urbano.

Sin duda, las consecuencias de los accidentes de tráfico son muchas y muy variadas. Sin embargo, las lesiones más frecuentes en un accidente de tráfico de moto son las siguientes:

  • Fracturas de huesos: es, sin duda, una de las lesiones más frecuentes como consecuencia de un accidente en motocicleta, especialmente las fracturas de brazos y piernas. Esto ocurre así porque el motorista sale despedido de la moto y suele caer sobre alguna de las extremidades de su cuerpo, las cuales, al amortiguar la caída, se fracturan. También son bastante frecuentes las fracturas de la pelvis al impactar el cuerpo contra el marco central de la moto o las lesiones de rodilla por accidente de moto o de otras articulaciones.
  • Lesiones cerebrales: también son muy habituales los traumatismos en la cabeza. Sin duda, este tipo de lesiones son de mayor gravedad que cualquier otra, pudiendo llegar a ser mortales o conllevar graves secuelas. Son muchos los motoristas que pierden la conciencia en los casos más leves. En cualquier caso, incluso en aquellos en los que el motorista no haya perdido la conciencia, es imprescindible someterse a una revisión médica. Lo que está claro es que el casco evitará en muchos casos las consecuencias más graves.
  • Daños en la columna vertebral: el 10 % de las lesiones de los accidentes de moto consisten en lesiones en la médula o en la columna vertebral. Este tipo de lesiones pueden tener consecuencias de gran gravedad, incluso conllevar parálisis de ciertos miembros dependiendo de la zona lesionada. Además, estos daños suelen requerir de una intervención quirúrgica.
  • Quemaduras: al sufrir un accidente, el motorista suele salir despedido a gran velocidad, produciéndose una fricción que suele producir quemaduras de importancia en la piel del motorista. En algunos casos, se puede precisar de cirugía plástica o reconstructiva y, en otros, quedarán ciertas cicatrices sin requerir una intervención quirúrgica.

Sin duda, las consecuencias de los accidentes de tráfico son muy diversas y de muy distinta gravedad, sobre todo en el caso de los accidentes de moto.

Cómo reclamar una indemnización tras sufrir un accidente de moto

Reclamación extrajudicial lesiones accidentes de tráfico

Los accidentes de moto suelen revestir mayor gravedad que los accidentes de coche, por lo que el motorista suele ser trasladado al hospital por los servicios de emergencia. Es por ello por lo que el motorista no suele poder dar su versión de los hechos. En cuanto sea posible, el motorista deberá acudir a la Guardia Civil o a la Policía para presentar denuncia. En estos casos, la indemnización dependerá del tipo de daños que hubiera sufrido el motorista.

Para poder reclamar una indemnización tras sufrir un accidente de moto se podrá acudir a dos vías diferentes: vía extrajudicial o vía judicial.

Vía extrajudicial

En este caso, el motorista podrá intentar llegar a un acuerdo amistoso con la compañía de seguros, tras la presentación de la correspondiente reclamación previa o la valoración por parte del médico forense del Instituto de Medicina Legal. También existen otras vías posibles como la mediación, la conciliación o en algunos casos el arbitraje.

Vía judicial

Si el motorista no llega a un acuerdo con la entidad aseguradora, siempre podrá acudir a la vía judicial. El motorista dispone del plazo de un año para demandar a la aseguradora e iniciar la reclamación de la indemnización que le corresponde por los daños sufridos en el accidente de moto.

Lo habitual es que sean peritos profesionales los que valoren los daños, así como médicos peritos especialistas en valoración de daños personales. Además del motorista, el ocupante de la moto tendrá derecho a indemnización, independientemente de quien haya sido el culpable del accidente.

No obstante, por lo general, la empresa de seguros del vehículo culpable del accidente de moto se hace cargo de los gastos médicos de forma voluntaria, por lo que no será necesario acudir a la vía judicial.

La gravedad de las lesiones más frecuentes en accidentes de moto suele llevar aparejada una indemnización y, aunque no es lo habitual, lo cierto es que hay veces en que las aseguradoras se niegan a pagar la indemnización que le corresponde al motorista.

En estos casos, lo mejor es contar con la experiencia de un abogado experto en accidentes de tráfico que intente llegar a un acuerdo con la aseguradora y, en caso contrario, que defienda al accidentado por vía judicial.

Si ha sufrido un accidente de tráfico en moto, en Rodriguez Escudero Abogados estaremos encantados te atenderle sin compromiso.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .