Blog

Errores más comunes de víctimas de accidentes sin un abogado

Los errores más comunes que cometen las víctimas de accidentes de tráfico sin un abogado

La persona que sufre un accidente de tráfico se ve sometida a varias tensiones. Nadie sale a la calle esperando este tipo de sorpresas. Así que, cuando el siniestro ocurre, de pronto se produce una conmoción que sacude y genera miedo, inseguridad, desorientación, dolor y un gran estrés. En este contexto, es fácil que las víctimas de accidentes cometan errores que puedan perjudicarles en una resolución judicial, especialmente si no cuentan con un abogado especializado para asesorarles.

Se suma a continuación la revisión médica y las lesiones si las hubo. Y como si todo esto fuera poco, viene la etapa de las reclamaciones de indemnizaciones.

Tensiones, decisiones y aseguradoras

Se trata de un gran paquete explosivo que obliga a decisiones que quien protagoniza un accidente debe tomar. Y la mayoría de las veces no sabe qué decir ni qué hacer, no tiene la información necesaria para evitar que sus propios comportamientos la perjudiquen.

Por su parte, las compañías de seguros actúan intentando convencer a la persona de las ventajas de hacer esto o aquello, que será lo mejor para sus intereses. En medio de tanta confusión, la persona comete errores que impactan en las reclamaciones.

Este es el estado de situación en el que se encuentran muchas víctimas de accidentes de tráfico que intentan transitar solas o con personas inexpertas todo el proceso que se inicia en el momento del accidente. Se desata una serie de errores que pueden afectar sus derechos y los beneficios de la reclamación.

¿Se pueden evitar los errores que perjudican las reclamaciones? Sí. El camino es contar con la asistencia de un abogado especialista en tráfico desde el primer momento después de ocurrido el siniestro.

¿Cuáles son los errores más frecuentes de las víctimas de accidentes de tráfico sin abogado?

Los especialistas en accidentes de tráfico han identificado errores que las personas cometen cuando no cuentan con abogado. Son errores frecuentes provocados por la falta de asesoramiento legal y por el desconocimiento de las leyes. Y muchas veces tienen consecuencias negativas para las víctimas.

Algunos de estos errores son los siguientes.

1. Reconocerse culpable del accidente

Los nervios del momento provocan ansiedad y la persona puede perder la perspectiva de lo que realmente ocurrió. Un error es declararse culpable ante otro conductor, ante un agente de policía o frente a cualquier otra persona o medio. 

EL hecho de asumir la culpa del accidente sin consultar con un abogado que conozca del tema legal, puede ocasionar la pérdida de los derechos a indemnizaciones. Si admite la culpa es probable que no pueda reclamar la indemnización que le corresponda por daños y perjuicios o que se reduzcan los importes en su caso.

Una vez que la víctima se declaró culpable frente a terceros, no habrá marcha atrás. Aunque después se demuestre que no tenía la culpa, es posible que no se le reconozcan todos los derechos.

Sus declaraciones de culpabilidad serán utilizadas para evitar pagar o pagar menos de lo que corresponde.  Se argumentará la admisión de culpa para ofrecer acuerdos iniciales bajos.

2. Hablar con representantes de las aseguradoras de los otros involucrados

Es frecuente que el representante de la aseguradora de la parte contraria pida declaraciones a los demás involucrados. Es un grave error declarar personal o telefónicamente sin la presencia de un abogado.

La compañía de seguros vela por los intereses de su asegurado, por lo tanto, intentará llevar la conversación para que el declarante diga lo que conviene a su cliente. Incluso es posible que intente llegar a un acuerdo rápido que podría ser perjudicial para la víctima.

En esos momentos, la víctima no piensa que la compañía de seguros es una empresa y que su objetivo es ganar dinero, aumentar su rentabilidad. Por lo tanto, no desconfía y no se da cuenta de que la aseguradora intentará encontrar argumentos para no pagar o para pagar lo menos posible por cada reclamación

En caso de que sea imposible evitar hablar, el consejo es decir lo evidente, las generalidades, sin dar detalles de lo ocurrido. Y sobre todo no se debe aceptar ninguna propuesta hasta consultarla con un profesional.

3. No recopilar pruebas del accidente

Es otro error frecuente, provocado por el estrés y las confusiones del momento. La persona no tiene en cuenta que recopilar pruebas en el momento del siniestro es fundamental para las reclamaciones.

La documentación de las lesiones, los daños del vehículo y de los objetos, las matrículas de los demás coches participantes, registrar información de testigos para poder localizarlos aumentan las probabilidades de éxito en las reclamaciones. Por lo tanto, no atender a las pruebas es un grave error que un abogado presente evitará.

4. No realizar o demorar la revisión médica

La normativa legal establece que la revisión médica debe realizarse antes de las 72 horas de ocurrido el accidente. Un error grave es minimizar las lesiones y pensar que no se necesita acudir al médico o tardar en acudir al control. El informe de la revisión médica primaria será la base para la indemnización por lesiones personales. Los diferentes daños ocasionados serán valorados con arreglo al baremo de tráfico vigente.

En la visita, el médico elabora un informe en el que detalla las lesiones provocadas por el accidente. La aseguradora solo reconocerá esas lesiones que consten en el informe médico realizado antes de las 72 horas. 

5. No informar a la policía

En base al atestado policial se determinarán las responsabilidades del accidente y el detalle de lo ocurrido. Hay conductores demasiado confiados que se dejan llevar por otros conductores o por las aseguradoras de las partes contrarias y no solicitan la presencia policial.

Se recomienda dar aviso a la policía o a la guardia civil en el momento del accidente, especialmente si las circunstancias son confusas. Las autoridades examinarán la escena del suceso, analizarán la situación y elaborarán el informe que será la voz oficial de lo ocurrido.

En caso de accidentes en los que haya lesionados graves o fallecidos la presencia policial es imprescindible. Asimismo, es fundamental llamar a la policía o guardia civil si no hay acuerdo entre los involucrados con respecto a cómo ocurrió el accidente.

La presencia de un abogado especialista en tráfico desde los primeros momentos luego del accidente, los evitará. Impedirá que, por nervios o desconocimiento, la víctima se perjudique. Su intervención es clave para que se respeten los derechos del afectado por el accidente.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .