Blog

¿Es necesario un abogado para reclamar por accidente de tráfico?

Es necesario un abogado para reclamar por un accidente de tráfico menor

Las reclamaciones por accidentes de tráfico son complejas. Cada accidente es único y tiene características propias. También es diferente la situación y estado psicofísico de los ocupantes de los vehículos. Esta diversidad determina que el impacto y las consecuencias de un accidente, aunque sea leve, sean diferentes en las víctimas. La realidad muestra que las implicaciones legales y económicas de un accidente de tráfico no dependen exclusivamente de su gravedad. Los factores que determinan un accidente se combinan de infinitas maneras, y hace falta conocer la ley en profundidad para no perjudicarse. Por este motivo, es necesario contar con los servicios de un abogado especializado para reclamar una indemnización justa por accidente de tráfico.

El abogado siempre es necesario cuando hay de por medio reclamaciones

En cualquier situación en las que hay una parte que reclama derechos y otra de la que se espera retribución, la participación de un abogado genera seguridad y confianza.

Una reclamación es una pugna entre dos o más partes, en las que puede existir acuerdo inmediato o diferencias insalvables. Siempre hay una parte más débil que se verá perjudicada si actúa sin asesoramiento.

En el caso de reclamaciones por accidente de tráfico, la víctima es la que se expone a que se vean perjudicados sus intereses si decide actuar sola. En el otro lado de la reclamación, está la compañía de seguros, preparada y experta en negociaciones que le permitan ganar con menos esfuerzo, ya que la carga de la prueba es del que reclama.

Esta situación se genera tanto si el accidente es grave como si es leve. Hay casos de accidentes de tráfico que se consideran menores en los que las víctimas no perciben la necesidad de tener a un abogado a su lado.  Les parece que no vale la pena contratar un profesional porque no existen grandes daños o perjuicios.

Proceder de esta manera es un grave error. Aún en los casos de accidentes leves que aparentemente no tienen consecuencias importantes, la víctima tiene derechos que deben ser respetados. Y es el abogado especialista quien conoce la legislación y las regulaciones que se aplican en cada caso.

¿Qué hará un abogado especialista en caso de accidente de tráfico?

El abogado actuará asistiendo y acompañando a la víctima durante todo el proceso, poniéndose en su lugar y valorando lo que más le conviene. Desde el momento mismo del accidente, informará a su cliente de la situación y de los derechos que de acuerdo con las circunstancias le corresponden.

¿Qué hará el abogado?

Investigar el accidente

Evaluará la situación general y la posición de su cliente en ella. Aunque el accidente, analizará los detalles para encontrar los puntos de apoyo para la reclamación de la indemnización.

Recopilar pruebas

Recopilará las pruebas de lo sucedido: fotografías, testimonios de otras personas, declaraciones de las otras partes involucradas en el siniestro, si las hay. Hablará directamente con los testigos y, si es posible, grabará sus declaraciones. Asimismo, registrará sus datos personales para localizarlos en caso de que se requiera su presencia.

Asegurarse de que la víctima reciba atención médica antes de las 72 horas de ocurrido el accidente

El informe médico de la revisión médica que se realiza inmediatamente después del accidente es fundamental para cualquier reclamación. La ley establece que debe realizarse en el plazo de 72 horas, por lo tanto, debe cumplirse.

Aunque el accidente sea leve y no se observen daños físicos importantes, la persona puede verse afectada. Para que sea motivo de reclamación, el médico debe certificar que es causa del siniestro.

Además, hay consecuencias físicas de un accidente que se visualizan algún tiempo después. Por eso es importante que el médico sea minucioso en los informes. El abogado controlará que así sea y obtendrá copia de los informes y pruebas de diagnóstico.

Aconsejar acerca de las declaraciones

El abogado evitará que su cliente realice declaraciones inconvenientes a la aseguradora de la parte contraria. Es frecuente que los expertos de las aseguradoras lleven los diálogos al punto de que la persona diga lo que más conviene a la empresa.

Controlar el parte amistoso

En caso de que exista parte amistoso, se asegurará de que la parte contraria asuma su responsabilidad. Y si existe desacuerdo, se encargará de llamar a las autoridades. Una vez efectuado el informe policial, se proveerá de una copia del mismo.

Actuar en caso de fuga del responsable

Si en el accidente el responsable se dio a la fuga, el abogado sabrá cómo actuar para activar el mecanismo del Consorcio de Compensación de Seguros.

Estas son las acciones que el abogado desarrollará en los primeros momentos inmediatamente después del siniestro. A continuación, viene la fase de la reclamación.

La importancia del abogado para organizar la estrategia de reclamación

La presencia del abogado durante todo el proceso de reclamación es fundamental. Asumirá las siguientes acciones:

Valoración de si corresponde una reclamación y la cuantía a reclamar

Una vez que el abogado cuenta con todos los elementos necesarios, valorará si es procedente una reclamación. Para ello tomará en cuenta los distintos ítems que contempla el Baremo de Tráfico. El profesional es el experto en aplicar esta norma.

A partir de entonces, valorará los daños y elaborará la estrategia de reclamación. Tendrá en cuenta todos los daños y perjuicios de su cliente. Estimará la cuantía de la reclamación sumando todos los ítems del Baremo que entienda justificados.

Negociará con la aseguradora

Las negociaciones con la aseguradora son complejas y, muchas veces, estresan tanto a la víctima que termina cediendo a todo. El abogado se hará cargo de las negociaciones para llegar a un acuerdo. Tendrá el foco en su cliente y en la ley.

Generalmente, cuando las compañías de seguros se enfrentan a una víctima que cuenta con un abogado, suelen ser más cautelosas. Saben que con ese respaldo será imposible engañar a la persona. Esto redundará en beneficio de la víctima, que recibirá lo que le corresponde por ley.

Gestionará la instancia judicial

Si en las negociaciones con la aseguradora no se llega a acuerdo, el abogado especializado aconsejará a su cliente si le conviene la instancia judicial. En caso de que así sea, se ocupará de representar a la víctima y en actuar en su defensa.

Aunque el accidente sea leve, la víctima puede enfrentarse a un largo y estresante proceso para lograr hacer valer sus derechos. De lo contrario, solo le queda renunciar a ellos y perder beneficios. Por lo tanto, siempre es conveniente contar con la asistencia de un abogado especialista en siniestros de tráfico. 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .