Blog

¿Es diferente la reclamación de un accidente de coche a uno de moto?

Diiferencias en la reclamación de un accidente de coche y uno de moto

Un accidente de coche y uno de moto generan un derecho a reclamación si se determina la falta de culpabilidad del perjudicado. La normativa vigente en accidentes de tráfico especifica como uno de sus requisitos para reclamar la acreditación como víctima. Así mismo, en el caso de las motos será diferente la responsabilidad según sea propiedad, de alquiler o de trabajo.

Responsabilidad en accidentes de coche y moto

Quien sea el causante del accidente tiene la responsabilidad civil de responder ante una reclamación por daños personales y materiales. La determinación de la responsabilidad es con ello una de las claves en estos procedimientos.

Es recomendable disponer con el parte amistoso firmado por las partes involucradas. Cuando se trata de dos automóviles suele ser más común que realicen el trámite en el momento. De igual manera, siempre hay que estar atento a conseguir testigos y llamar la policía para que realice el atestado policial.

Una de las principales dificultades cuando se trata de un accidente de motos, es que el conductor sea derivado de urgencia sin tener la oportunidad de hacer este documento, el parte de accidente. Para solucionar este inconveniente, lo mejor es localizar al policía que se personó en el lugar del hecho y realizó el atestado policial.

¿Qué se puede reclamar?

La ley prevé los daños personales y los daños materiales como los de posible reclamación en un accidente de tráfico. Estos se pueden agrupar en cuatro categorías:

  • Lesiones: sean estas físicas o psíquicas, se reclama el resarcimiento de los días entre el accidente y la cura de las lesiones sufridas en el accidente.
  • Secuelas: hacen referencia a un tipo de deficiencia física, orgánica, intelectual o sensorial, así como a los defectos estéticos consecuencia del accidente
  • Perjuicios patrimoniales: son aquellos gastos en los que deben incurrir los damnificados en el accidente. Cuando se trata específicamente de un accidente de moto, se debe acreditar que estos perjuicios son producto de la lesión o de su agravación
  • Lucro cesante: es el cálculo justificable de lo que la víctima del accidente ha dejado de percibir como consecuencia de sus lesiones

Cálculo de las reclamaciones

Tanto en los accidentes de coches como en los accidentes de moto, la base para calcular la indemnización se encuentra en el Baremo de Tráfico vigente al momento del hecho.

Los valores serán diferenciados según el tipo de lesión o daño, la gravedad y la edad de la persona accidentada. Así mismo, es requisito justificar con los documentos que acrediten tal reclamación.

Cálculo de lesiones en accidentes de motos

El importe final a reclamar será la suma de los días que correspondan a cada tipo de lesión, pues no todos tienen el mismo valor.

  • Días de perjuicio básico
  • Días de perjuicio moderado
  • Días de perjuicio grave
  • Días de perjuicio muy grave

Cálculo de daños materiales en accidentes de motos

Se incluye tanto la reparación de la moto como aquellos elementos que se transportaban en el momento del accidente. Es decir, también se incluyen objetos personales del motorista.

Cálculo del lucro cesante

Se debe demostrar cuánto dinero ha dejado de percibir el perjudicado desde la fecha del accidente hasta la cura de las lesiones. Las tablas que rigen estos cálculos se encuentran en la lista anexa de la Ley 35/2015.

Cálculo de perjuicio patrimonial en accidente de moto

En general se reclama en los casos graves y muy graves. Es necesario justificar debidamente la necesidad de gastos que afecten al patrimonio de la persona como consecuencia del hecho.

Responsabilidad según el uso y propiedad de la moto

En una reclamación de accidente de moto, la responsabilidad de pagar será diferente según la relación del conductor con el vehículo de dos ruedas. Si se acredita que ha sido el culpable del accidente, la responsabilidad recae:

  • Moto Propia: sobre la compañía de seguro que tiene contratada.
  • Moto alquilada: la compañía aseguradora debe responder, aunque en estos supuestos la mayoría trabaja con franquicias.
  • Moto de trabajo: en ocasiones puede llegar a ser el conductor quien deberá pagar los daños ocasionados, así como el material transportado.

Cuando el conductor de la moto es la víctima del accidente, el responsable deberá pagar a:

  • Moto propia: al conductor por los daños y perjuicios ocasionados.
  • Moto alquilada: al conductor por los daños personales y a la compañía por los daños materiales.
  • Moto de trabajo: al conductor por las lesiones de accidente de tráfico y los daños materiales al conductor o empresa según quien sea el propietario.

Responsabilidad según el uso y propiedad de la moto

Vías para la reclamación

Los accidentes de tráfico en coche y en moto son reclamables por dos vías posibles.

Reclamación de un accidente por la vía civil

Por esta vía se interpone una reclamación de responsabilidad civil que consta de dos etapas.

  • Fase extrajudicial: se presenta ante la aseguradora del vehículo de motor responsable (coche o moto). En esta instancia se deben precisar con claridad las lesiones sufridas, los daños materiales que se hayan ocasionado, el daño patrimonial y el lucro cesante valorados con cálculos basados en el Baremo de Tráfico vigente. La compañía hará sus propios análisis y podrá presentar una nueva oferta.
  • Fase judicial: cuando la aseguradora presenta su oferta motivada y no es acorde con las cantidades que corresponden conforme a la normativa vigente, se inicia la fase judicial. Las partes expondrán sus argumentos y pruebas y será judicialmente como se determinará la indemnización que corresponde.

Reclamación de un accidente por la vía penal

La víctima de un accidente de coche o de moto tiene el derecho de reclamar por la vía penal cuando el responsable ha cometido un delito. Es decir, si ha cometido cualquiera de los hechos tipificados en el Código Penal. Esta alternativa no sustituye a la acción civil, sino que se pueden presentar por simultáneo.

En el ámbito de lo penal se seguirá todo el procedimiento legal. Por lo que posee la fase de instrucción y de enjuiciamiento con sus respectivos recursos.

Conclusión

La mayor diferencia en la reclamación de un accidente de coche y uno de moto, suele estar en la dificultad para comprobar la falta de responsabilidad, el procedimiento y las partidas indemnizatorias siguen la misma referencia que es el baremos de tráfico, aunque por regla general en los accidentes en moto se suelen producir lesiones con mayor alcance y las reclamaciones son más complejas.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .