Blog

¿Esperar a la indemnización del seguro o aprovechar ese tiempo?

¿Hay que esperar a la indemnización del seguro o hay que aprovechar ese tiempo

La víctima de un accidente de tráfico debe actuar y tomar la iniciativa en la reclamación de indemnización lo antes posible.  El motivo más importante para no esperar a que el seguro comience las tratativas son los plazos.

En un proceso de reclamación de indemnización por accidente de tráfico existen plazos que deben ser respetados. Si no se cumplen como corresponde, puede ocurrir que se pierda la posibilidad de percibir la indemnización. En este punto, es realmente importante contar con el asesoramiento de un abogado especializado.

¿Por qué actuar sin esperar a que la aseguradora tome la iniciativa en caso de reclamaciones por accidente de tráfico?

Es necesario tener presente que una aseguradora es una empresa y, por lo tanto, su meta es ganar dinero.  Con este objetivo retrasará lo más posible el pago de las indemnizaciones y pondrá todas las herramientas que estén a su alcance para reducir las indemnizaciones.

La compañía de seguros aprovechará al máximo ese tiempo de espera de la víctima para analizar el caso buscando argumentos para pagar lo mínimo o no pagar nada.  Y, a medida que el tiempo pasa y la víctima espera, los plazos transcurren.

La demora en el pago de las reclamaciones no es una práctica generalizada ni ética en la industria aseguradora. Sin embargo, para muchas de estas empresas la estrategia es dejar pasar el tiempo para que la víctima se desespere y acepte la primera oferta que le realicen, que por regla general está por debajo de lo que le corresponde.

Las aseguradoras tienen equipos de profesionales cuya función es, precisamente, defender sus propios intereses. Son expertos conocedores de la reglamentación y de las grietas o lagunas legales en la normativa que les permiten sacar ventajas. Si bien actuarán dentro de la legalidad, se moverán por terrenos que les permitan obtener los máximos beneficios.

La aseguradora no defiende a la víctima, defiende su rentabilidad. La víctima siempre está en desventaja. Este es el punto de partida para no confiar ni esperar las bondades de la empresa que tiene la obligación de pagar con arreglo al baremo de accidentes vigente.

Para negociar con la aseguradora es necesario conocer la normativa

La víctima de un accidente debe tomar conciencia de que si espera a que la aseguradora actúe corre el riesgo de perder la compensación por los daños y perjuicios. Por lo tanto, debe aprovechar el tiempo.

Sin embargo, también debe saber que para negociar con una aseguradora se requiere tener conocimiento de las leyes que se refieren al derecho a indemnización, a los procedimientos de reclamación y a todos los aspectos vinculados con la reparación de las víctimas.

La participación de un abogado especializado en tráfico y en reclamaciones pondrá a la víctima en un nivel de igualdad de situación con la aseguradora.  Cuando actúa un profesional de igual a igual con la compañía de seguros, las negociaciones se agilizan y se terminan las excusas y las demoras.

¿Qué debe hacer la víctima que decide actuar para recibir su indemnización?

Cuando la víctima entiende que esperar no le conviene, debe ponerse en movimiento.  Acudir al asesoramiento de un abogado especializado en tráfico le permitirá sentirse segura. El profesional le informará acerca de lo que le conviene hacer. Le presentará sus opciones y le ayudará a decidir por la más conveniente.

En la práctica, cualquier persona que intenta solicitar una indemnización debe conocer es cuáles son los plazos dispuestos para estas gestiones.  De esta manera podrá esperar un tiempo prudencial a la aseguradora, pero llegado el caso cumplirá con lo que la ley dispone en el tiempo que corresponde.

¿Cuáles son los plazos para la víctima que no deben perderse de vista en las esperas?

Los dos que deben atenderse de inmediato son:

Notificación a la compañía de seguros

La víctima dispone de 7 días para notificar a la compañía de seguros y presentarle la declaración del siniestro. Esta declaración debe ser clara y describir los hechos reales.

Revisión médica

En un plazo de 72 horas a partir del accidente el afectado debe acudir a un centro médico para que se recoja al menos la primera sintomatología que presenta tras el accidente. Este plazo es clave para que se considere que existe relación causal entre el accidente y las lesiones.

Estos son los dos plazos que no pueden demorarse. Si la víctima queda esperando a la aseguradora, transcurrirá el tiempo y perderá sus derechos. La reclamación por daños personales y materiales puede presentarse en un plazo de un año.

La aseguradora también tiene plazos

La ley establece plazos para que la aseguradora cumpla con sus obligaciones. Es importante que la víctima los conozca, ya que, si no se cumplen, podrá intereses por mora.  De esta manera, si tiene que esperar, el tiempo le valdrá la pena. Para ello, debe estar informada e intervenir en el momento oportuno.

Plazo para determinar el importe de daños y perjuicios

A partir del momento en que es notificada del accidente, la aseguradora dispone de 40 días para realizar las investigaciones y estimar la cuantía que corresponde pagar.

Es decir, que después de ese lapso de tiempo, la aseguradora deberá realizar su oferta motivada, que es la propuesta de lo que estima que está obligada a pagar.

Para hacer efectivo el pago de la indemnización

La ley establece que en menos de tres meses desde que se presenta la reclamación por los daños y perjuicios sufridos en el accidente la compañía de seguros debe emitir su oferta y realizar el pago en un plazo inferior a 7 días.

Si transcurrido ese plazo la víctima no ha cobrado la indemnización, se incrementará la cuantía reclamada con los intereses de mora del artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro.

La aseguradora también tiene plazos

¿Qué pasa en caso de accidentes complejos?

Los casos de accidentes complejos en los que hay lesionados graves y perjuicios importantes, exigen que las víctimas intervengan inmediatamente. Esperar a que la aseguradora proponga una indemnización sin hacer nada, probablemente implique perder dinero.

En estos accidentes, las indemnizaciones que realmente corresponden a la víctima suelen ser de mucho dinero. Pero probablemente, la propuesta de la aseguradora sea mucho menor a lo que realmente corresponde.

Por lo tanto, la víctima no debe esperar. Es posible que la aseguradora le haga llegar rápidamente su oferta de indemnización para forzar a que sea aceptada sin discusiones. Pero la víctima tiene que estar muy atenta, porque, aunque la cifra resulte tentadora, probablemente no se ajuste a lo que realmente corresponde.

La sugerencia es aprovechar el tiempo y no esperar sin hacer nada a que la aseguradora actúe. Ese tiempo se puede invertir en acudir a un abogado, ponerlo en conocimiento de la situación, informarse y seguir los consejos que el profesional especializado en tráfico aporte.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .