Blog

La baja laboral: tipos y pasos para solicitarla

Tipos de baja laboral y cómo gestionarlas

Hay un antes y un después en el tiempo, en la gestión de la baja laboral. Inicialmente, las mejoras en la gestión de la Seguridad Social y los fondos de las mutuas y aseguradoras, así como el miedo a perder el trabajo, han ido variando fundamentalmente el comportamiento de los españoles.

Algunos años de crisis crearon cierto efecto de miedo a perder el trabajo y eso pudo afectar en las bajas laborales. Sin embargo, en 2015, a medida que el “efecto crisis” comenzaba a disiparse, trabajadores y empresas comenzaron a sentir más confianza, por lo que después de seis años de caída, las bajas por enfermedad comenzaron a aumentar nuevamente y con ellas, por consiguiente, el gasto público.

Con todo ello, vemos un comportamiento periódico que varía según la situación económica del país, aumentando o disminuyendo, y es cierto que las bajas por enfermedad han ido incrementándose en estos años, en cantidad y duración.

La baja laboral

La baja laboral, como concepto genérico, se produce cuando un trabajador se ve imposibilitado para realizar su actividad debido a un problema de salud, ya sea físico o psíquico. Por lo tanto, la baja por enfermedad es el tiempo que necesita para recuperarse y durante el cual no puede trabajar.

En este caso, su ausencia está justificada porque su médico ha notado que no puede trabajar debido a su condición médica. Para compensar la pérdida de ingresos durante este período, los trabajadores reciben una prestación por incapacidad temporal.

Tipos de baja por enfermedad

Las bajas por enfermedad se pueden dividir en dos grandes grupos según su origen:

  • Baja por contingencias comunes: se producen cuando una persona no puede trabajar por una enfermedad común ajena al trabajo o por un accidente que no se ha producido en el ejercicio del mismo. En otras palabras, su situación no está relacionada con el empleo, sino que le impide realizar la actividad. Por ejemplo, una enfermedad gripal, el desarrollo de una alergia primaveral o sufrir una gastroenteritis.
  • Baja por contingencias excepcionales: estos casos proceden directamente del trabajo que está realizando el trabajador. Puede deberse a una enfermedad adquirida en el trabajo, como consecuencia del trabajo o también puede ser un accidente de trabajo.

Pasos para solicitar la baja laboral por enfermedad

Un certificado médico es un documento que acredita la condición de salud del solicitante. Los profesionales de la salud, ya sean de la gestión privada o de la pública, son quienes están capacitados para emitir estas certificaciones médicas.

Cabe señalar que esta prueba de asistencia médica es necesaria si el trabajador no se presenta a trabajar. Sin embargo, hay muchas formas de licencia por enfermedad que enumeramos a continuación.

Baja por contingencias comunes

Cuando un trabajador no puede trabajar debido a una enfermedad ajena a su trabajo o un accidente, se dice que está de baja por contingencias comunes. Esto significa que su situación no está relacionada con el trabajo.

Analizamos tres formas de licencia por enfermedad:

  1. Por enfermedad común: está relacionado con enfermedades ajenas al trabajo o accidentes de trabajo.
  2. Licencia de maternidad: en este caso, es el período de descanso requerido por la madre durante el nacimiento del niño.
  3. Baja por paternidad: este permiso tiene una duración de 16 semanas y se extiende al padre de familia.

Baja por contingencias profesionales

En este caso, el trabajador no podrá ejercer su actividad profesional por circunstancias mismas del trabajo. Son accidentes que pueden ocurrir mientras está en el trabajo o de camino a él.

Se puede hacer una distinción entre dos tipos de baja por enfermedad, que analizamos a continuación.

  1. Baja por accidente laboral: este tipo de accidente está relacionado con una lesión física o psíquica que se produce durante la jornada laboral o en el transcurso normal del trabajo en el camino al domicilio.
  2. Baja por enfermedad profesional: esta modalidad de baja por enfermedad también está recogida en la Ley General de la Seguridad Social y se entiende como baja por consecuencia del trabajo.

En ambos casos, el trabajador no podrá realizar su trabajo. Con ello, se trata de una incapacidad laboral temporal, durante la cual se tiene derecho a prestaciones o beneficios económicos, tal y como exige la ley.

En conclusión, cabe señalar que el empleado debe justificar razonablemente la necesidad de la baja. Deben incluirse los datos del paciente, la fecha y hora en el certificado médico, así como el logo de la Comunidad Autónoma o centro médico al que pertenece el médico o especialista.

baja contingencias profesionales

Cómo solicitar la baja por contingencias profesionales

Si un trabajador quiere pedir la baja, lo primero que debe hacer es pedir cita con su médico. Si se trata de una enfermedad común o de un accidente no laboral, deberá contactar con la Seguridad Social, y únicamente si es víctima de un accidente de trabajo o de una enfermedad profesional, la mutua se hará cargo.

Cuando la situación persiste en el tiempo, el médico debe emitir informes que confirmen la suspensión. Los llamados partes de baja médica son aquellos que comprueban que el empleado no puede acudir al trabajo y deben presentarse a la empresa para justificar la ausencia.

Para tener derecho al cobro de la baja es necesario cumplir varias condiciones de alta y cotización:

  • La necesidad de registrarse en el régimen de la Seguridad Social, así como en el seguro correspondiente, en su caso.
  • Si la baja se debe a contingencias comunes, se deberá aportar al menos ciento ochenta (180) días en los cinco (5) años anteriores.
  • Cuando la baja se debe a contingencias profesionales, no necesita acumular cotizaciones.

Evitar disputas legales durante la baja

La cantidad que recibe depende del tipo de permiso:

  1. Si la baja se debe a circunstancias comunes: los tres (3) primeros días no se cobra nada, del día 4 al 20 se percibe el 60% de la base reguladora, a partir del día veintiuno (21) el 75%.
  2. Cuando la baja se debe a circunstancias profesionales: al día siguiente de la baja se cobrará el 75% de la base reguladora. A menos que se complemente con un convenio colectivo válido, en el que se percibirá el 100%.

Los trabajadores deben conocer estas circunstancias que en algún momento de su vida laboral pueden afectarlos, para poder hacer valer de manera correcta sus derechos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .