Blog

Pruebas para reclamar indemnización por accidente con conductor ebrio

Qué pruebas son necesarias para reclamar una indemnización por accidente de tráfico con conductor ebrio

El accidente de tráfico causados por un conductor ebrio es una situación grave que puede tener repercusiones devastadoras. La Dirección General de Tráfico (DGT) y expertos en derecho señalan que esta situación no es tan sencilla como podría pensarse inicialmente.

Si una persona se ve involucrada en un accidente donde el otro conductor estaba bajo la influencia del alcohol, es fundamental buscar orientación legal. Además de las consecuencias para las víctimas, el conductor ebrio también se enfrenta a serias implicaciones jurídicas.

La alcoholemia es un factor relevante

Después de un accidente con un conductor ebrio, es natural preguntarse si la presencia de alcohol puede afectar a la compensación que se puede recibir. Sin embargo, la respuesta a esta pregunta no es tan simple y requiere una comprensión más profunda de las leyes y regulaciones de tráfico.

La alcoholemia del conductor responsable del accidente es un factor que se debe considerar en la determinación de la indemnización. En esos casos, hay dos escenarios posibles:

  • Responsabilidad del conductor ebrio. Si el conductor responsable del accidente supera los niveles de alcohol permitidos, será considerado culpable y deberá hacerse cargo de los daños.
  • Conductor ebrio sin culpa. En el caso de que la persona sea el conductor ebrio, pero no sea culpable del accidente, aún se tiene derecho a recibir una indemnización por parte del conductor responsable.

Efectos en la indemnización

En ciertas situaciones, el hecho de que el conductor responsable del accidente estuviera bajo la influencia del alcohol puede llevar a un aumento en la compensación para la víctima.

Si se conduce bajo los efectos del alcohol y es responsable del accidente, se pierde el derecho a recibir una indemnización. En este caso, el seguro puede cubrir los daños y perjuicios, pero es probable que luego reclamen el pago de dicha cantidad.

En cualquier caso, es fundamental buscar asesoramiento legal independiente de la compañía de seguros, para garantizar que se protejan adecuadamente los intereses de todas las partes involucradas

La tasa de alcoholemia

La Dirección General de Tráfico (DGT) establece diferentes límites de alcoholemia según el tipo de conductor y vehículo, con el fin de garantizar la seguridad vial en las carreteras,

Conductores noveles

Los conductores noveles, es decir, aquellos que han obtenido recientemente su licencia de conducir y durante los primeros dos años de vigencia de esta, tienen restricciones más estrictas en cuanto al consumo de alcohol. Está prohibido para ellos conducir con tasas superiores a 0.3 gramos por litro en sangre y 0.15 miligramos por litro en aire expirado.

Conductores “normales”

Una vez que los conductores superan el período de novato y tienen más de dos años de experiencia en su permiso de conducir, se consideran “conductores normales”. Para este grupo, los límites de alcoholemia deben mantenerse dentro los 0.5 gramos por litro en sangre y 0.25 miligramos por litro en aire expirado.

Ciclistas

Los ciclistas también están sujetos a las regulaciones de alcoholemia. No pueden circular con tasas de alcohol en sangre superiores a 0.5 gramos por litro y 0.25 miligramos en aire expirado.

Conductores de vehículos especiales

Los conductores de vehículos especiales, como autobuses, transporte escolar, entre otros, tienen restricciones más estrictas debido a la responsabilidad adicional que conlleva transportar pasajeros. Para ellos, los límites son de 0.3 gramos por litro en sangre y 0.15 miligramos por litro en aire expirado.

Conductores de transporte de mercancías

Se les prohíbe conducir con tasas superiores a 0.3 gramos por litro en sangre y 0.15 miligramos por litro en aire expirado, con el objetivo de mantener la seguridad en las carreteras y proteger la carga que transportan.

La cuantía de la indemnización

La compensación por un accidente de tráfico con un conductor ebrio puede variar según las circunstancias específicas del accidente y las lesiones sufridas. En general, las víctimas pueden recibir una indemnización que cubra daños personales, daños a la propiedad y gastos médicos.

En casos de lesiones graves, la indemnización puede incluir gastos médicos a largo plazo, salarios perdidos y compensación por el dolor y el sufrimiento experimentado. Estos aspectos son fundamentales para garantizar que las víctimas reciban el apoyo necesario para su recuperación y rehabilitación.

En situaciones trágicas de fallecimiento, los familiares del difunto pueden recibir una compensación por el dolor y el sufrimiento causados por la pérdida de un ser querido. Esta indemnización busca proporcionar un cierto grado de apoyo emocional y financiero a quienes se enfrentan a la pérdida de un ser querido debido a la negligencia de otro conductor.

Cómo adelantar la reclamación

Ante un accidente de tráfico con un conductor ebrio, es necesario seguir un proceso adecuado para reclamar una indemnización justa. Aquí se detallan los pasos recomendados:

Recopilar evidencias del accidente

Es fundamental recopilar pruebas que respalden la reclamación. Esto puede incluir fotografías del lugar del accidente, obtener los nombres y números de contacto de testigos presenciales, así como recopilar los informes policiales y cualquier otra información relevante que pueda respaldar el caso.

Buscar atención médica

Después de un accidente, es importante buscar atención médica de inmediato, incluso si no se perciben lesiones graves en el momento. Mantener un registro detallado de todas las visitas médicas y tratamientos recibidos es esencial para respaldar la reclamación de indemnización por lesiones sufridas en el accidente.

Consultar con un abogado especializado en accidentes de tráfico

Buscar asesoramiento legal de un abogado especializado en accidentes de tráfico es fundamental para entender los derechos y las opciones legales. Un abogado experimentado en este campo puede ayudar a recopilar y presentar la evidencia necesaria para respaldar el caso, así como a guiar a lo largo del proceso de reclamación de indemnización.

En algunos casos, el conductor ebrio puede enfrentar responsabilidad tanto civil como criminal por sus acciones. Esto puede aumentar las posibilidades de obtener una indemnización para las víctimas. Sin embargo, cada caso es único y es importante buscar asesoramiento legal para comprender plenamente las opciones disponibles.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .