Blog

Reclamación en accidente de tráfico con versiones contradictorias

Reclamaciones en accidentes de tráfico con versiones contradictorias

El hecho de verse involucrado en un accidente de tráfico del que surgen versiones contradictorias de los hechos, no impide tener éxito en la reclamación de indemnizaciones.

Es cierto que las aseguradoras intentarán por todos los medios evitar o reducir las indemnizaciones que deban abonar. Si su asegurado afirma que no tuvo la culpa, esa es la postura que van a mantener. Solo le creerán a él. A lo sumo, harán una oferta que no se acerca para nada a la indemnización que corresponde por los daños y lesiones ocasionados.

En la mayoría de los casos en los que los protagonistas muestran diferentes versiones de lo ocurrido, no será fácil llegar a acuerdos sin intervención judicial. Pero en los Tribunales es posible pelear para que la perspectiva que se imponga sea la de la víctima que reclama. Será necesario analizar minuciosamente el caso e identificar puntos que validen la perspectiva del reclamante.

Estos casos de versiones diferentes en un accidente deben ser gestionados por un abogado especialista. Solo quien tiene experiencia en asuntos de siniestros de tráfico y conoce minuciosamente las leyes, podrá encontrar los argumentos y pruebas necesarias para ganar la demanda.

¿Cómo debe actuar la persona que participa de un accidente de tráfico en el que se le atribuye una responsabilidad que no tiene?

La existencia de diferentes versiones acerca de lo ocurrido en un accidente de tráfico puede provocar que se responsabilice del siniestro a quien no tuvo la culpa.  A veces, esta diferencia de perspectiva es honesta, realmente así lo vivió o lo vio la persona. Pero en otras ocasiones, la intención es deslindar su propia responsabilidad. Exista o no intencionalidad, cuando se está en esta situación hay que actuar con mucha cautela. Y siempre teniendo presente la ley de tráfico.

Llamar a un abogado o persona de confianza

Es una medida que puede prevenir problemas. Esperar hasta que el profesional se presente en el lugar sin discutir también ayuda.

Llamar a la Policía o a la Guardia Civil

Si el conductor que ha causado el accidente se niega a firmar el parte amistoso de accidente, hay que llamar a la policía o a la guardia civil lo antes posible para que prepare el atestado. Las autoridades recogerán todos los datos posibles acerca del siniestro, valorarán la situación y prepararán el atestado imprescindible para cualquier reclamación.

Ante diferentes versiones acerca de lo ocurrido, el atestado policial es el documento de mayor confiabilidad en todo ámbito de reclamación. Tanto si actúan los convenios de las aseguradoras como si se realiza la reclamación civil, el atestado será el documento en el que más se confiará.

Por consiguiente, es importante controlar que se registren todos los datos.  Si la víctima ha llamado a un abogado, este velará porque el atestado refleje la realidad de los hechos.

Evitar discusiones

Suele ocurrir que, con el nerviosismo de la situación, frente a versiones diferentes, las personas se pongan a discutir para convencer a las otras de que su perspectiva es la correcta. A nada bueno conducen estas discusiones.

Recopilar pruebas y testimonios

Las pruebas que puedan obtenerse en los minutos siguientes al siniestro pueden resultar claves para comprobar los hechos. Es conveniente recopilar fotografías, vídeos, datos de testigos presenciales (nombres y apellidos, teléfono, dirección).

Una vez analizada toda la información, se realizará la reclamación a la aseguradora y, si esta no la atiende porque la versión de su asegurado es diferente de la del reclamante, se pasará a la instancia judicial.

Convenio entre las aseguradoras: un protocolo para dirimir versiones contradictorias

Cuando no hay acuerdo sobre el accidente, generalmente las aseguradoras actúan siguiendo los convenios que han suscrito. La mayor parte de las aseguradoras trabajan con convenios con otras del ramo. El CIDE y el ASCIDE son ejemplos de estos convenios.

Tienen como objetivo agilizar los trámites y el papeleo y reducir los plazos para las indemnizaciones. Asimismo, estos convenios establecen una base común de trabajo, que hace que las aseguradoras procedan de la misma manera.

Suele ocurrir que cuando hay versiones diferentes de los implicados en el accidente, las aseguradoras siguen un protocolo establecido en los convenios. Estos protocolos establecen que se atenderá primero a la versión más creíble.

Por orden de credibilidad serían: el atestado, verificación ocular, testigos reconocidos por ambas partes, principios de responsabilidad establecidos en el convenio, normas subsidiarias y juzgados.

Sin embargo, puede ocurrir que una de las compañías, más allá de los convenios, no reconozca la responsabilidad de su cliente en el accidente. Esto implica que se mantienen los desacuerdos. También es posible que alguna de las aseguradoras no tenga convenio. En estos casos se procede a la reclamación judicial.

La reclamación civil en caso de accidentes de tráfico con versiones contradictorias

Cuando no hay acuerdo posible y las aseguradoras no responden a lo esperado, basadas en las versiones de sus asegurados, se puede iniciar la reclamación por la vía civil.

¿Qué puede ocurrir cuando el caso esté en manos del juez?

Es posible que las pruebas determinen con claridad a ojos del juez quién es el verdadero responsable del accidente, más allá de las versiones contradictorias. La sentencia atenderá a esta situación y determinará quién debe pagar y quién tiene derecho a la indemnización.

Pero también puede ocurrir que el juez no consiga obtener una conclusión certera sobre cómo se produjo el accidente y sobre la responsabilidad del hecho. Ambas partes litigantes habrán aportado sus pruebas y testigos y expuesto sus argumentos. Sin embargo y ante el análisis de toda la documentación, al juez no le resulta claro cuál de los dos conductores fue el responsable.

En este caso, el juez puede concluir que hay culpa compartida y recíproca, y que las dos partes contribuyeron al resultado del siniestro.  Cuando esta es la conclusión, lo más probable es que la sentencia obligue a cada parte a responder por los perjuicios que haya provocado en el otro conductor.

Las versiones contradictorias referidas a un accidente de tráfico generan conflictos que no se resuelven fácilmente. Contar con un abogado especialista en estos asuntos, permitirá llevar adelante un proceso en el que se tomarán las mejores decisiones que la ley permite.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .