Blog

¿Cuál es el efecto de un accidente de tráfico si no tiene abogado?

Cuáles son los efectos de un accidente de tráfico si no tienes abogado

El hecho de afrontar un accidente de tráfico si no se tiene un abogado expone a perjuicios legales y económicos que no se podrán revertir. Las acciones y decisiones en el tiempo en que se permanece en el lugar del siniestro y los procedimientos que allí empiezan, son claves para los efectos definitivos.

¿Por qué es necesario llamar a un abogado en el mismo momento y lugar del accidente de tráfico?

Desde el momento en que se produce el accidente, las personas que participan sufren un impacto que generalmente nubla la razón. Tanto si la persona está herida como si no lo está, la situación la confunde. El estrés y los nervios no permiten pensar con claridad y no se sabe muy bien qué hacer.

Es importante tener presente que todo lo que ocurra a partir de ese instante determinará las consecuencias para los responsables y afectados, y hasta les puede cambiar la vida.

Por eso, aunque la ley no lo exige, es muy necesario llamar a un abogado especializado lo antes posible. El profesional, conocedor de la legislación y de los procedimientos habituales, guiará a su cliente en cada paso del camino. Es la mejor forma de evitar que al estrés propio del accidente se sumen problemas que la persona no sabe muy bien cómo resolver.

¿Es suficiente para defender los derechos del accidentado la presencia del representante de la aseguradora?

A veces se piensa que llamando a la aseguradora estará todo resuelto. Se hará presente un representante, probablemente un abogado, quien actuará de acuerdo con los procedimientos establecidos.

Pero no hay que olvidar que la aseguradora es una empresa, y que lo que le preocupa no es su cliente asegurado, sino reducir lo más posible las erogaciones y los gastos que debe cubrir. Por tanto, el abogado de la aseguradora pondrá el foco en esta meta y no en la persona que contrató el seguro.

La experiencia muestra que la mayoría de los abogados que envía la aseguradora le explican al cliente de forma insuficiente. Se ocupan del proceso, sí, pero todo se demora. Tardan las reparaciones de los daños materiales, no son eficientes en los servicios médicos adecuados para el asegurado, y, suelen aceptar la primera oferta de la parte contraria sin pelear porque sea la que corresponde, la mejor.

Por todo ello, si bien se puede acudir al abogado de la aseguradora, ni el proceso ni los resultados serán los mismos que si se contrata un abogado especialista en forma privada. Por otra parte, siempre hay que recordar que no es obligatorio aceptar el abogado que ofrece la aseguradora.

¿Cuáles son los beneficios de contratar a un abogado especialista en caso de accidente de tráfico?

De principio a fin, cada paso del proceso que se inicia con el accidente se cumplirá con más garantías cuando la persona está amparada por un abogado. Algunos de los asuntos más importantes se resuelven con más beneficios si se cuenta con un abogado especialista:

Testimonios solicitados por la autoridad que concurra al lugar

El abogado asesorará a su cliente acerca de cómo debe realizar sus declaraciones en caso de que la policía o bien los órganos judiciales soliciten su testimonio. Una declaración puede ser un factor de peso, y si no se tienen en cuenta determinadas precauciones, puede resultar en contra del declarante.

Recolección de pruebas

Las pruebas que se obtengan en la escena del siniestro son fundamentales para las reclamaciones y defensas posteriores. El abogado sabe qué debe fotografiar, filmar, grabar. Identificará a los testigos y tomará sus datos de contacto.

Control del atestado

El abogado controlará que los registros del atestado se ajusten a la realidad, para evitar perjuicios a su cliente.

Análisis de responsabilidades

La imputación de la culpa del accidente es un tema clave para las indemnizaciones. Si bien hay situaciones en las que hay un culpable evidente, hay otras en las que se presentan versiones contradictorias. Incluso puede haber culpas compartidas.

Aparte de los daños personales, se pueden reclamar los daños materiales del vehículo y de objetos que viajaban en él, como cámaras fotográficas y dispositivos digitales varios, por ejemplo. Si se discute la culpa, no siempre será fácil cobrar por estos daños.

La compañía de seguros intentará por todos los medios encontrar razones para evitar pagos de indemnizaciones. La presencia de un abogado especialista contrarrestará estas acciones y defenderá a la persona para la que trabaja.

Aplicación del baremo y cálculo de indemnizaciones

Las indemnizaciones se calculan según lo establecido en el baremo de tráfico. No es sencillo calcular la cuantía y modalidad de una indemnización, ya que son muchos los factores que hay que tener en cuenta de acuerdo con lo que el baremo establece.

Cuando la aseguradora hace la oferta motivada, el abogado especialista la analizará a la luz del baremo. Es frecuente que la oferta sea menor de lo que corresponde, porque asignarán a la lesión la puntuación más baja que establece el baremo.

El cálculo de la indemnización que corresponde según el baremo es extremadamente complejo en caso de lesiones graves y secuelas. Por lo tanto, el abogado aconsejará a su cliente si le conviene aceptarla o rechazarla.

Los abogados conocen minuciosamente el baremo, saben aplicarlo y pueden calcular la indemnización que corresponde realmente a la situación de su cliente.

Reclamación de lucro cesante y de daños emergentes

Se trata de prestaciones que si no se reclaman eficientemente se pueden perder. El lucro cesante representa las pérdidas económicas que la persona ha tenido por estar de baja sin poder trabajar. El caso más representativo es el de un autónomo.

Los daños emergentes con gastos que la persona tuvo que pagar como consecuencia del accidente. Por ejemplo, gastos de farmacia, de desplazamiento, de rehabilitación, de pruebas médicas, entre muchos otros.

El abogado especialista en accidentes de tráfico tiene la formación y la experiencia para realizar estos cálculos y presentar las reclamaciones.

En síntesis, enfrentarse a las consecuencias de un accidente de tráfico sin un abogado es arriesgarse a perder. Sea en situación de responsable del siniestro como de víctima, el abogado sabrá cómo proceder en cada etapa del procedimiento. En caso de demandas en juzgados, el profesional tramitará el proceso y representará a su cliente garantizándole a su cliente los mejores resultados.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .