LE LLAMAMOS
Reclamar en accidentes de tráfico por atropello de animales

Reclamar en accidentes de tráfico provocados por animales

Los accidentes de tráfico provocados por animales tienen consecuencias para los ocupantes de los vehículos.

Al igual que en cualquier otro accidente, las personas pueden sufrir daños de diferente tipo que en ocasiones se transforman en secuelas de larga duración o permanentes.

También se producen daños materiales. El accidente causa daños en el vehículo y otros objetos que se encuentran en el interior del vehículo. Además, en muchas ocasiones el conductor tiene gastos extra a consecuencia del siniestro, por ejemplo, gastos médicos o de transporte para realizar el tratamiento médico para la curación de las lesiones.

Por si fuera poco, hasta es posible que pierda ingresos, por ejemplo, si es autónomo y no puede trabajar.

Es importante saber que en caso de accidentes por atropello de animales, conductor y acompañantes tienen derecho a cobrar indemnizaciones por estos daños.  La condición es que no sean responsables del siniestro.

Para resolver todas las complejidades con el máximo de beneficios para las víctimas, es conveniente contar con la asistencia de un abogado especialista en tráfico.

¿Quién se hace cargo de pagar las indemnizaciones?

Como ocurre en todos los accidentes de tráfico, el responsable del accidente o su aseguradora es quien debe hacerse cargo de las indemnizaciones.

Ahora bien, estas situaciones tienen una complicación a la hora de establecer responsabilidades. La cuestión es determinar quién tiene la responsabilidad de un accidente en el que participa un animal.

¿Qué dice la ley acerca de las responsabilidades en caso de accidentes de tráfico por atropello de animales?

Los accidentes de tráfico por atropello de animales incluyen una amplia diversidad de circunstancias. En atención a estas características de cada evento, se establecen las responsabilidades, y con ello los derechos a las indemnizaciones.

El Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, establece las responsabilidades en siniestros por atropello de especies cinegéticas.

La ley reconoce tres situaciones que determinan diferentes responsables en accidentes por atropello de este tipo de animales, que son:

Responsable es el conductor

La disposición adicional séptima de la ley dispone que, en caso de atropello de especies cinegéticas en las vías públicas, será responsable de los daños el conductor del vehículo. Es decir que, en este caso, el conductor o su aseguradora asumirán la responsabilidad.

Es importante aclarar que se consideran especies cinegéticas los animales de caza, que son objeto de interés de los cazadores.  Ejemplos de estos animales son el ciervo, gamo, jabalí, cabrá montés, corzo, lobo, conejo, liebre, zorro, entre otros.

Responsable es el titular del terreno en el que se realizan acciones de caza

Sin embargo, hay circunstancias específicas en las que la responsabilidad no cae en el conductor. Si la presencia del animal es consecuencia de una acción de caza, el responsable será el dueño del terreno o de la explotación cinegética.

Es condición que las acciones de caza hayan sido el mismo día del siniestro o que hayan concluido doce horas antes.

Responsable es la administración pública titular de la vía pública

El principio guía que señala la responsabilidad de la Administración Pública está establecido en la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público.

En el artículo 32.1 esta ley establece que la Administración será responsable por las lesiones que las personas sufran como consecuencia del funcionamiento anormal de los servicios públicos.

Este principio es retomado por la Ley de Tráfico. En ella se enumeran las situaciones en las que la Administración titular de la vía pública en la que ocurre el accidente, es responsable del siniestro.

Se especifican dos circunstancias:

  • Cuando el accidente se produce a causa de ausencia o deterioro de las vallas de cerramiento. La ley entiende que la administración ha incumplido su obligación de realizar el mantenimiento por incumplimiento de la obligación del titular de mantenimiento del cerramiento en condiciones adecuadas.
  • Cuando falta señalización de animales sueltos. La señal de advertencia de posible irrupción de animales en las rutas es la P-24.

En ambos casos el funcionamiento de los servicios públicos no es normal y el Estado tiene la responsabilidad.

¿Qué pasa cuando el accidente es provocado por un animal doméstico?

Si la presencia de un animal doméstico identificado con microchip o tatuaje provoca el accidente, su dueño deberá asumir la responsabilidad. En caso de que no tenga identificación, es probable que se determine que el dueño o concesionario de la vía pública es el responsable.

¿A quién se reclama la indemnización en accidentes de tráfico por atropello de animales?

Las situaciones de responsabilidad determinan quién se debe hacer cargo del pago de las indemnizaciones.

Conductor responsable: no tiene derecho a reclamar indemnización

Como se explicó antes, si la valla está en buen estado, hay señalización que indique la presencia de animales sueltos y no se desarrollaban eventos de caza, el conductor del vehículo tiene la responsabilidad.

Por lo tanto, en este caso, el conductor no podrá reclamar indemnización. Pero sí tienen derecho a hacerlo los demás ocupantes del vehículo, si los hay. Presentarán sus reclamaciones a la aseguradora del conductor.

Reclamación contra el titular del terreno o dueño del evento de caza

Cuando la presencia de animales en las calzadas o en las rutas se debe a una cacería, el organizador del evento o titular del terreno deberán asumir la responsabilidad y las indemnizaciones.

La demanda se dirigirá a este responsable, dueño del terreno o del evento de cacería.

Reclamación contra la Administración Pública

Cuando el accidente por atropello de animal ocurre por negligencia de la Administración Pública, responsable de la ruta, existen dos caminos para la solicitud de indemnización:

  • La Administración se ocupa directamente del mantenimiento de las rutas: la reclamación se presenta contra esa entidad.
  • La Administración delega el mantenimiento en una empresa concesionaria. En este caso ambas, Administración y empresa privada, se consideran responsables del siniestro.

La acción de reclamación de indemnización podrá ejercitarse contra una o ambas, conjunta o separadamente.

Mientras que las reclamaciones contra particulares se gestionan por la vía civil, las que se presentan contra la Administración pertenecen al ámbito de lo contencioso administrativo.

Reclamación contra el dueño del animal identificado

El caso común de esta situación es la de un animal doméstico que se presenta en la carretera de improviso. La demanda debe destinarse al dueño del animal.

Las cuestiones de derecho en accidentes de tráfico por atropellos de animales suelen ser complejas y requieren de investigación. El problema como hemos visto se centra en la determinación de responsabilidades.

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario


    Acepto los   términos y condiciones .

    ×