Blog

Error como vicio del consentimiento

Error como vicio de consentimiento

Si algo caracteriza al ser humano es su maravillosa imperfección. Hay momentos en los que una persona no se encuentra en las condiciones idóneas para llevar a cabo una relación jurídica, formalizar una relación jurídica en estas condiciones puede dar lugar a lamentables consecuencias. Por lo que hay que valorar si se puede alegar error como vicio del consentimiento.  Una situación desafortunada, producto del desconocimiento o una falsa verdad. Eso sí, para que sea de aplicación este error deben cursar ciertos requisitos.

¿Qué es el error como vicio del consentimiento?

Hay que ser conscientes de que, a veces, una persona no está en sus mejores facultades para tomar una decisión. Ya sea porque no está lo suficientemente informado de un tema o porque tiene una idea falsa de lo que de veras significa algo. Sea como fuere, la ley prevé aquellos casos en los que se puedan consentir ciertas acciones o aceptar ciertos acuerdos de forma errónea.

Sin ir más lejos, el error de vicio del consentimiento se define como un conocimiento que difiere de lo que realmente significa un suceso. Esto causa que el que consiente emita una voluntad no deseada. Al hacerlo emanan diferentes consecuencias que pasarán a formar parte de las pruebas que justifiquen el error. Hechos que se tendrán que analizar para determinar si la persona cometió un error o, por el contrario, no.

Para ello, se tiene que llegar a la conclusión de que se causa un error categórico, donde el sujeto cumple lo establecido jurídicamente.

Requisitos del error de vicio del consentimiento

Conseguir que este error tenga validez jurídica significaría la anulación de cualquiera de las acciones que el sujeto llevase a cabo. Esto quiere decir que si firma un contrato o da un consentimiento para otro tipo de procedimiento no tendrá efecto legal. Ahora bien, ¿qué es lo que se tiene en cuenta para aceptar este recurso legal?

Pues bien, es imprescindible que la persona afectada por esta situación no haya podido evitar la misma mediante actos preventivos. Más concretamente, tomando diligencias medias y regulares y, atendiendo a las alegaciones del contratante. Estas últimas las causantes de la posible confianza que llevaría al contratado a declarar su voluntad.

Este requisito concreto nace de un afán del sistema legal por no proteger al causante del error.

Tras revisar que ha llevado al error, tanto desde la perspectiva personal como la del contrario, se determina a quien se le ofrecerá la protección de la jurisdicción. Si la conducta fue una negligencia del afectado por el error, la justicia dará la razón al contratante. En caso contrario, se entiende que el contratado merece la protección judicial y se atenderá a que se cumpla el segundo requisito para ampararlo.

Así, este segundo requisito hace referencia a un acto sustancial y que se fija, sobre todo, en las características de la cosa en sí. Es decir, si el error de vicio del consentimiento está en la venta de un inmueble, sería este inmueble donde figuraría este siguiente requisito. No obstante, hay que tener en cuenta que los errores humanos, tales como los de cálculo, previsiones u otros no son abarcados.

Principios legales en los que se sustenta una sentencia a favor o en contra del error

Los jueces no pueden tomar una decisión sin tener una base jurídica que avale la misma. Por ello, en este caso, se aplican una serie de conceptos jurídicos que mueven la balanza a favor o en contra del afectado por el error. Se hablaría, entonces, de los principios de:

  • Responsabilidad.
  • Protección de la buena fe.
  • Seguridad en el comercio jurídico.

Se trata de una conceptualización que afecta al momento anterior a la firma del acuerdo contractual. Mediante el mismo se establece la responsabilidad de informarse en todo momento a que se enfrentará el sujeto al firmar el contrato. No tiene otro fin que dar seguridad jurídica al contratado. Concretamente, reclamándole que en cualquier proceso sea cauto y se tome el tiempo necesario para comprender el asunto.

principios legales sustenta sentencia a favor o en contra

¿Cuándo denunciar un error de vicio del consentimiento?

En el momento exacto en el que el ciudadano se percate de la posible existencia de un error de vicio del consentimiento deberá notificarlo. Así, nunca hay que olvidar que todos los procedimientos judiciales prevén un intervalo de tiempo para que algo siga estando vigente. En este caso, la duración se extendería desde el día en el que se firmó el contrato hasta el paso de 4 años. Si no se presentase ninguna denuncia en ese tiempo, se entendería como inacción y el contrato pasaría a considerarse legalmente válido.

La cuestión con este tema reside en un engaño por parte del contratante que perdure en el tiempo. Lo suficiente como para que el plazo caduque. En esos casos la víctima se mantiene cautivada por la idea de negocio que en un primer momento le vendió el contratante. Así pues, como el vicio en el consentimiento se descubre con posterioridad al plazo resulta imposible poder anular dicho contrato.

A causa de un problema legal tan exorbitante, la STS 769/2014, de 12 de enero de 2015, emitida por el Tribunal Supremo es clara. Si la víctima no conocía el error al que se enfrentaba no puede considerarse empezado el plazo para denunciar. En la actualidad, esto es muy aplicado en los casos bancarios, financieros y de inversión debido a su extensa complejidad.

Resumiendo, en todas aquellas situaciones en las que se cumplan los dos requisitos citados, el ciudadano tendrá derecho a acogerse a este recurso legal. Por ello, si quiere contar con una buena defensa de sus intereses es recomendable designar un abogado especialista en derecho civil. Ya que es necesario partir de una base sólida civilista para poder analizar pormenorizadamente si se cumplen todos los elementos para la aplicación del error de vicio del consentimiento y diseñar la estrategia más adecuada para defenderlo.

Porque si algo es importante en cualquier procedimiento judicial, es contar con profesionales cualificados que conozcan en profundidad la materia sobre la que trabajar.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .