Blog

Multa por exceso de velocidad. ¬ŅCu√°ndo es delito?

Exceso de velocidad, ¬Ņmulta o delito?

En la actualidad, las multas y delitos por exceso de velocidad son unas de las principales sanciones que reciben los conductores por infracciones de tráfico; de hecho, cada vez son más las aplicaciones móviles y los navegadores que nos avisan de la presencia de radares y que muchos conductores emplean para evitar la imposición de las mismas.

Pero los l√≠mites de velocidad deben respetarse siempre, no √ļnicamente en los puntos donde se encuentran colocados los aparatos de medici√≥n, pues el exceso de velocidad es la causa del 30 % de los accidentes mortales de tr√°fico seg√ļn los datos del Comisariado Europeo del Autom√≥vil (CEA). Dada su gravedad, los excesos de velocidad pueden ser constitutivos de delito.

Cu√°ndo es delito conducir con exceso de velocidad y no solo una multa

La entrada en vigor de la Ley Orgánica 2/2019, de 1 de marzo, con la que se introducen modificaciones en el Código Penal (en adelante CP), supuso un endurecimiento de las penas relativas a delitos contra la seguridad vial consistentes en comportamientos imprudentes al volante que son la causa de muerte y lesiones, con la introducción de nuevos tipos delictivos y agravantes.

De este modo, el exceso de velocidad a partir de unos determinados límites pasaría a convertirse en un tipo delictivo en sí mismo, sin perjuicio de otros posibles delitos con los que pueda entrar en concurso como, por ejemplo, el delito de lesiones o el delito de conducción temeraria. 

Así, el artículo 142.1 CP dispone que constituye un delito de imprudencia grave con resultado de muerte (u homicidio imprudente) conducir a una velocidad superior a la permitida en 60 kilómetros por hora en vía urbana y en 80 kilómetros por hora en vía interurbana.

Los mismos límites aplicarían para considerar la comisión de un delito de imprudencia grave con resultado de lesiones tipificado en el artículo 152.1 del CP. 

Por ejemplo, estarían cometiendo un delito de imprudencia grave un conductor que circulara a 92 kilómetros por hora por una calle de una urbanización que está limitada a 30 kilómetros por hora, o a más de 180 kilómetros por hora en carretera en una zona limitada a 100 kilómetros por hora.

Evidentemente, para que pueda considerarse delito el exceso de velocidad debe ser de entidad suficiente para suponer un grave riesgo para la vida o la integridad física de las personas; de lo contrario, nos movemos en el ámbito de las infracciones administrativas.

Penas por delito de exceso de velocidad

Aquellos conductores que cometan alguno de los delitos de imprudencia grave analizados en el apartado anterior ser√°n castigados con pena de prisi√≥n de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses o a la realizaci√≥n de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 d√≠as, adem√°s de la retirada del carnet de conducir por un per√≠odo de 1 a 4 a√Īos.

Si adem√°s de por encima de los l√≠mites indicados se hace con temeridad manifiesta y poniendo en concreto peligro la vida e integridad f√≠sica de las personas y usuarios de la v√≠a, se agravar√≠a el tipo pudiendo dar lugar a la pena de c√°rcel de 6 meses a 2 a√Īos, y a la privaci√≥n del derecho de conducir veh√≠culos a motor de hasta 6 a√Īos.

Multas administrativas por conducción con exceso de velocidad

Como hemos apuntado, conducir con un exceso de velocidad por debajo de los límites marcados en el Código Penal, si bien no supone la comisión de un delito, constituye una infracción administrativa sancionable con multa pecuniaria cuyo importe oscilará entre los 100 y los 600 euros en función de la gravedad, así como la pérdida de entre 2, 4 o 6 puntos del carnet de conducir.

Tabla resumen con las sanciones econ√≥micas y p√©rdida de puntos seg√ļn el l√≠mite de velocidad impuesto

Tabla con las multas por exceso de velocidad

Como hemos podido comprobar, el exceso de velocidad puede dar lugar a infracciones administrativas de cuantías importantes y en los supuestos más graves a penas de privación del derecho a conducir y de prisión, con registro de los consiguientes antecedentes penales.

Dada la gravedad de estas conductas y sus consecuencias, y puesto que lo que hay en juego es la seguridad de todos, no podemos más que recomendar la máxima prudencia al volante y el respeto escrupuloso de todas las normas de seguridad vial; con todo, en caso de verse envuelto en un procedimiento penal por exceso de velocidad, será preciso contar con un abogado especializado en delitos contra la seguridad vial que pueda llevar a cabo su defensa con todas las garantías.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu n√ļmero y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

Nombre (requerido)

Teléfono (requerido)

Comentario

Acepto los   t√©rminos y condiciones .