Blog

¿Qué es el concurso de acreedores?

que es concurso acreedores

En los últimos años, se ha podido presenciar en algunos medios de comunicación la entrada en concurso de acreedores de muchas empresas. En este artículo explicaremos qué es el concurso de acreedores, cuáles son sus tipos y mucho más.

Definición de concurso de acreedores

Un concurso de acreedores es lo que muchas personas asocian con el término “quiebra”. Se trata de un mecanismo con el que cuentan tanto particulares como empresas para declarar la insolvencia de su situación económica.

Este se articula como un instrumento que puede utilizarse en situaciones extraordinarias, como cuando no es posible hacer frente a las nóminas de los empleados o a los proveedores  de un negocio. Cuando no se puede llevar a cabo el cumplimiento de las debidas obligaciones económicas se permite declarar el concurso de acreedores.

No obstante, en la Ley Concursal 22/2003 del 9 de julio de 2003 se enfatiza la importancia de que no se puedan cumplir regularmente estas obligaciones. Si estas exigencias si se pudieran cumplir de alguna forma, se descartaría esta posibilidad.

La forma de validar este instrumento es presentando las pruebas necesarias para declarar insolvente a la empresa, ya sea de forma actual o inminente. Una vía que, una vez declarada, permitirá efectuar una reducción del 50% de los créditos ordinarios.

¿En qué momento se puede iniciar un concurso de acreedores?

Un procedimiento de estas características sólo podrá ser iniciado cuando a una empresa le sea imposible cumplir de forma regular con las obligaciones pertinentes. Estas obligaciones podrían ser:

  • Pago de salarios de los empleados de la corporación.
  • Tributos a abonar a la administración estatal.
  • Créditos que no pueden ser devueltos.
  • Cuotas de Seguridad Social no efectuadas.
  • Indemnizaciones.
  • Otros.

Serán los que se encuentren en una insolvencia inminente los que pasen por esta situación, aunque también habrá casos de insolvencia actual. En cualquiera de ellos el reglamento ofrece el instrumento de concurso de acreedores para disminuir las consecuencias. Es una vía que busca solucionar el mayor número de deudas, ofreciendo el mejor trato posible a los acreedores.

Tipos de concurso de acreedores

La normativa prevé en su redacción hasta dos tipos de concursos. Primeramente, un concurso de acreedores ejecutado de forma voluntaria y, consiguientemente, uno forzado.

  • Concurso de acreedores voluntario. Este es llevado a cabo por la persona responsable de una empresa. Sin embargo, aunque parezca algo voluntario, se convierte en una obligación cuando esta persona es conocedora de la situación de insolvencia. En estos casos, de no solicitarlo, se podrá encontrar ante multas e incluso en delito penal si se acredita este extremo.
  • Concurso de acreedores forzado. Engloba todas aquellas situaciones en las que el concurso es iniciado por uno de los socios o acreedores de una empresa. Sucede cuando no hay un acuerdo en la dirección de la sociedad y se decide, por individual, iniciar la declaración concursal. El juez que reciba la solicitud será el encargado de decidir si entra en concurso o no.

¿Cuál es el plazo para realizar la declaración concursal?

Siempre que el deudor disponga de la información referida a la imposibilidad de solventar su situación económica deberá iniciar este proceso. Para ello, dispondrá de 2 meses desde que tenga conocimiento para presentar la solicitud.

Dentro de sus posibilidades y de este margen temporal, podrá informar al Juzgado competente de:

  • Un acuerdo de refinanciación que pueda hacerse cargo de la insolvencia empresarial.
  • Una negociación iniciada en busca de lograr las adhesiones necesarias para poder llevar a cabo el concurso de acreedores exitosamente.

A partir de la presentación de esta comunicación no se podrán contemplar negociaciones extrajudiciales vinculadas a la misma ni procesos judiciales alternos. Además, el deudor tendrá derecho a solicitar la privacidad de este concurso de acreedores. Al hacerlo un juez podrá autorizar que no aparezca en los registros previstos para estas situaciones.

Se trata así de una medida que evita la estigmatización social ante la opinión pública, permitiéndole iniciar una nueva vida sin obstáculos.

plazo para realizar declaracion concursal

Fases que conforman el concurso de acreedores

La Ley Concursal 22/2003 del 9 de julio de 2003 ha tasado la forma de proceder con respecto al concurso de acreedores. Se contemplarían hasta 4 fases que separan el procedimiento de forma eficaz.

  1. En una primera fase, la fase común, se presenta la solicitud de acreedores, dando por iniciado el proceso. Al hacerlo se genera un inventario de todos aquellos bienes patrimoniales que consten, así como sus créditos y deudas.
  2. Posteriormente, en la fase de convenio, los acreedores pueden dar propuestas y negociar sobre las posibles consecuencias económicas que subyacen de la insolvencia. Tales como moratorias o quitas que pudieran estar pendientes de pago.
  3. Así, con la fase de liquidación se decidirá si la empresa accede a un procedimiento donde liquidará sus bienes. Una acción que llevará a cabo el administrador de la empresa, poniendo a la venta todos aquellos bienes de los que disponga dicha sociedad.
  4. Por último, se inicia la fase de calificación, una fase relativamente importante para el administrador principal de la empresa. En esta parte del proceso se evaluará íntegramente como ha sido la administración concursal y cuál es la responsabilidad de la persona que lo ha llevado a cabo.

A raíz de esta valoración puede haber dos resoluciones, considerar la responsabilidad del administrador o consejo como algo fortuito o mediando culpa. En este ultimo supuesto, se entiende que la situación de insolvencia fue creada a partir de un dolo o imprudencia grave del deudor.

Los denominados como culpables serán juzgados para, en una resolución motivada, ser sentenciados a una inhabilitación que les prohíba la administración de bienes ajenos. Asimismo, tendrán la obligación de indemnizar por todos aquellos daños y perjuicios que hayan causado a la empresa y sus integrantes. SI recibieron bienes o derechos de forma indebida tendrán que devolverlos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .