Blog

¿Qué es la demanda de ejecución de sentencia?

Demanda de ejecución de sentencia

La demanda de ejecución de sentencia es un instrumento jurídico mediante el cual el beneficiario de una sentencia reclama que se haga efectiva. En el ámbito civil se hace uso de esta demanda cuando una de las partes involucradas en una sentencia producto de un procesamiento no cumple con lo dispuesto por la autoridad competente. En el ámbito penal, cuando hay una pena que ejecutar, la  ejecución de sentencia es esa instancia final en la que se aplica la pena dictada.

La demanda de ejecución de sentencia se fundamenta en los artículos 117 y 118 de la Constitución Española. En ellos se encomienda a los jueces y tribunales las tareas de dictar sentencias y de ejecutarlas. Ejecutar una acción judicial significa cumplir o hacer cumplir  lo ordenado por el juez o el tribunal.

Las personas o entidades a las que las sentencias atribuyan acciones, deben cumplirlas por precepto constitucional. Corresponde al juez velar porque esta condición se cumpla. Y la demanda de ejecución de sentencia es el camino por el que la parte afectada por el incumplimiento reclama al juez que haga cumplir lo que la sentencia establece. En estos procesos de reclamación, siempre lo ideal es contar con el asesoramiento de un abogado especializado en la materia.

El concepto de demanda de ejecución de sentencia se enlaza con la tutela judicial efectiva. La tutela judicial efectiva es la manifestación de  la obligación de las entidades judiciales de tutelar los derechos e intereses de los ciudadanos. Esta tutela exige que se hagan cumplir forzosamente las sentencias de los tribunales cuando quien debe hacerlo no cumpla voluntariamente.

Tipos de ejecución de sentencias

Se reconocen dos tipos diferentes de demandas de ejecución de sentencias.

Demanda de ejecución de sentencia dineraria

El beneficiario demanda el pago de dinero, gastos administrativos derivados e intereses por mora dispuestos en la sentencia. Si el deudor no dispone de dinero, el juez ordenará el embargo de sus bienes.

Demanda de ejecución de sentencia no dineraria

En este caso, la sentencia no obliga al pago de dinero sino a la entrega de un bien, a la liquidación de ciertos daños y perjuicios, a la obligación de realizar una acción, por ejemplo, reintegrar a un trabajador.

¿Cómo se presenta una demanda de ejecución de sentencia?

La demanda de ejecución de sentencia debe ser presentada por el demandante o su representante legal. El artículo 542 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece que la demanda será admitida por  el Juzgado de Primera Instancia en el que se procesó el asunto. Es necesaria la actuación de un abogado y de un procurador.

La presentación de la demanda es imprescindible para que el juez actúe para asegurar el  cumplimiento de la sentencia. Para el caso de incumplimiento de sentencia, no se aplica la actuación de oficio de las autoridades judiciales. Por lo tanto, si el perjudicado no presenta la demanda, el deudor puede seguir sin cumplir lo dispuesto por el juez.

Información que debe contener la demanda de ejecución de sentencia

El juzgado competente admitirá las demandas que reúnan la siguiente información:

  • Datos identificatorios del demandante.
  • Datos identificatorios del demandado, que incluirán formas de localización.
  • Información sobre patrimonio embargable, si lo hubiera: propiedades y cuentas bancarias. El artículo 590 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece que el juez puede investigar la situación patrimonial del deudor.
  • Título que fundamenta la demanda de acuerdo con la Ley de Enjuiciamiento Civil.
  • Exposición de la tutela. Detalle de la cantidad reclamada, en caso de ejecuciones dinerarias, o de las acciones que el demandado debe hacer o no hacer cuando se trate de una ejecución no dineraria.
  • Fundamento jurídico de la demanda. El abogado será quien se encargue de redactarlo.

Títulos que habilitan la ejecución de sentencia

Además de las sentencias judiciales, existen otros títulos que permiten la demanda de ejecución.

  • Acuerdos de mediación, resoluciones arbitrales.
  • Resoluciones judiciales que homologuen las transacciones o acuerdos judiciales.
  • Pólizas de contratos mercantiles debidamente firmados y certificados.
  • Escrituras públicas.
  • Títulos al portador o nominativos legítima y legalmente emitidos.
  • Certificados vigentes emitidos por entidades encargadas de registros contables de valores.
  • Otras resoluciones judiciales que impliquen ejecución.

El incumplimiento de cualquiera de estas obligaciones, habilitará la demanda de ejecución.

¿Qué autoridad judicial hace efectiva la ejecución de la sentencia?

La demanda de ejecución de sentencia se presenta ante un juez, quien analiza el caso y, si corresponde, dicta la ejecución general.

En el caso de las sentencias dinerarias, quienes realmente determinan y adoptan las medidas concretas de ejecución son los Registradores. El Ministerio de Justicia dispone de un cuerpo de Registradores de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantiles. Se trata de profesionales técnicos que adoptan las resoluciones correspondientes para hacer posible que se cumpla la sentencia en cuestión.

En caso de sentencias no dinerarias, el juez recurrirá a personal técnico especialista en el área de la sentencia.

¿En cuánto tiempo se ejecuta una sentencia luego de presentada la demanda?

Cuando un juez o un tribunal han emitido una sentencia, el demandado dispone de 20 días para cumplirla. A partir del día 21, el beneficiario puede interponer la demanda de ejecución de sentencia. El tiempo que tarda en efectivizarse el cumplimiento de la sentencia no es uniforme ni está establecido en ninguna ley. Dependerá de la capacidad del juzgado competente.

También influye la materia de la que se trate la sentencia. Cada juzgado irá estableciendo prioridades de acuerdo a la afectación que el incumplimiento de la sentencia produce en las personas.

Por ejemplo, los casos que tienen que ver con cumplimiento de visitas a menores de edad, suelen considerarse prioritarios. Lo mismo ocurre con otro tipo de sentencias que se refieran a la protección y el bienestar de menores, adultos mayores o personas con discapacidad.

De cualquier manera, cuando se trata de sentencias dinerarias, se pagarán intereses por mora. De esta forma, se compensan las demoras causadas por los juzgados.

Cuando existe una sentencia que no se cumple, el primer paso que la persona a la que la sentencia favorece debe dar es contactar a un abogado. Este profesional especialista analizará la situación e iniciará el proceso de demanda de ejecución de la sentencia.  En el momento de presentación de la demanda, redactar el escrito con los requisitos formales y los argumentos jurídicos precisos para que sea admitida y comience su procesamiento sin obstáculos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja tu número y cualquier comentario que necesites y te llamaremos lo antes posible. Muchas gracias.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Comentario

    Acepto los   términos y condiciones .